Los agresores de García Harfuch cumplen seis meses en la sombra

·2  min de lectura

David Fuentes

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- A seis meses de uno de los atentados más relevantes del crimen organizado en la Ciudad de México, la agresión contra el secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Omar García Harfuch, el caso no se ha resuelto, tampoco se ha dado a conocer el móvil real del ataque, que dejó convaleciente al jefe policiaco y cobró la vida de dos de sus guardaespaldas.

Con el celo que caracteriza los crímenes de alto impacto en el país, de momento se desconoce el estatus jurídico de la situación penal de los 17 detenidos en el atentado, los cuales, y a decir del propio García Harfuch, son integrantes del "Cártel Jalisco Nueva Generación" (CJNG), sorprendentemente podrían quedar en libertad en los próximos meses, pues ni uno fue imputado por un delito grave.

Horas después del atentado, se dio a conocer que fueron detenidos por efectivos de la Guardia Nacional y de la Policía de Investigación 19 personas quienes habrían participado en el atentado, pero 36 horas después, la Fiscalía General de Justicia local (FGJ), dio a conocer que sólo 12 de los 19, fueron imputados por "su probable participación en los delitos de homicidio, homicidio en grado de tentativa y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas".

La fiscalía refirió que entre los 17 detenidos se encuentra sólo "una persona posiblemente relacionada con la autoría intelectual del atentado".

Todos fueron enviados al Reclusorio Sur, donde esperan los seis meses de plazo que dio el juzgador para la investigación complementaria y con base en eso, determinar si continúan en prisión u obtienen su libertad.

Hasta el momento, los indicios recabados detallan que en el atentado que tuvo lugar en calles en la colonia Lomas de Chapultepec, de la alcaldía Miguel Hidalgo, participaron al menos 28 personas, presuntos integrantes del CJNG, quienes fueron reclutados tres semanas antes y son originarios de varias entidades, así lo revelaron los 17 imputados quienes dijeron ser originarios de Jalisco, Nayarit, Guerrero, Chihuahua, Michoacán, la Ciudad de México y Colombia.

Ese día, García Harfuch, a decir de peritaje de la dependencia investigadora, fue agredido con más de 414 disparos de armas de grueso calibre.

Al respecto, se han manejado varias hipótesis, desde "diferencias personales" de García Harfuch con el "grupo Vallarta", una célula del CJNG, hasta una supuesta negativa del jefe policiaco de arreglar "acuerdos" de ese grupo criminal.