Agresión en filtro sanitario en Oaxaca deja al menos 4 heridos

OAXACA, Oax., junio 21 (EL UNIVERSAL).- Una agresión armada ocurrida entre pobladores Ikoots de comunidades de San Mateo del Mar e integrantes de la autoridad municipal dejó al menos cuatro personas heridas, según la información preliminar, con lo que escaló el conflicto político que se mantiene en esta localidad del Istmo de Tehuantepec.

De acuerdo con la Unión de Agencias y Comunidades Indígenas Ikoots, habitantes de estas localidades se reunieron para llevar a cabo una asamblea informativa en Huazolotitlán del Río; sin embargo, cuando se trasladaban al punto de reunión, aseguran que fueron detenidos en lo que se supone era un filtro sanitario contra el Covid-19.

Las comunidades informaron que en el lugar se encontraron con llantas incendiadas y hombres con el rostro cubierto y portando armas de fuego, que les impedían el paso y posteriormente comenzaron a disparar en contra de los pobladores, hiriendo a varias personas.

La Unidad de Agencias culpó por este atentado al edil de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce, y uno de sus asesores, Jorge Arroyo, y exigieron la presencia inmediata de seguridad pública para trasladar a los heridos y que se indaguen las agresiones.

"Hacemos un llamado urgente al pueblo de Oaxaca, a organizaciones de la sociedad civil, a organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, y a los gobiernos estatal federal", informaron.

El grueso de las comunidades ikoots de San Mateo desconocen a Bernardino Ponce como presidente municipal, pues fue avalado pese a incidentes de violencia el día de la elección. Además, lo señalan por un ataque previo ocurrido el 2 de mayo, en el que fue asesinado uno de los pobladores que desempeñaba un cargo auxiliar.

Al respecto, el Ayuntamiento emitió un comunicado oficial en el que aseguró que fueron unas 30 personas de las agencias quienes agredieron a los habitantes que tenían instalado el filtro sanitario a la altura de la localidad "La Reforma"; aseguraron que portaban armas de grueso calibre y que ellos fueron los primeros en disparar.

El municipio aseguró que la agresión también se dio con palos y machetes, y la causa fue que se negaron a que se sanitizaran las llantas de los vehículos. Además, pidió que se investigue a cuatro ciudadanos que, según su versión, encabezaban al grupo de personas.

Al respecto, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) informó que, "con el objetivo de preservar el orden y la tranquilidad en San Mateo del Mar y las localidades aledañas, se reforzará la presencia disuasiva y de vigilancia en esa zona".

Agregó que personal de la Policía Estatal ya se coordina con integrantes de la Guardia Nacional, la Secretaría General de Gobierno (Segego) y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), para que se privilegie "la resolución de conflictos por la vía del diálogo, a través de las vías institucionales".