Se agrava la crisis de las embajadas al pedir Rusia la salida de diplomáticos de EEUU

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Embajada de EEUU en Moscú

MOSCÚ, 1 dic (Reuters) - Rusia informó el miércoles que ha ordenado al personal de la embajada de Estados Unidos destinado en Moscú durante más de tres años que regrese a su país antes del 31 de enero, una medida de represalia por la supuesta decisión de Washington de limitar el tiempo en el cargo de los diplomáticos rusos.

La medida, un nuevo paso en una escalada de la disputa diplomática entre ambos países, se produce después de que el embajador de Rusia en Estados Unidos dijera la semana pasada que 27 diplomáticos rusos y sus familias iban a ser expulsados del territorio estadounidense, disponiéndose a abandonar el país el 30 de enero.

"Nosotros (...) tenemos la intención de responder de la manera correspondiente. Los empleados de la embajada estadounidense que llevan más de tres años en Moscú deben abandonar Rusia antes del 31 de enero", dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova, en una sesión informativa.

La agencia de noticias RIA difundió comentarios de Zakharova en los que decía que las nuevas normas estadounidenses significan que los diplomáticos rusos que se han visto obligados a abandonar Estados Unidos también tienen prohibido trabajar como diplomáticos en el país durante tres años.

"Antes del 1 de julio del año que viene, a menos que Washington renuncie a la regla de los tres años y se comprometa, más trabajadores (estadounidenses) (en Rusia) se irán en número proporcional al número de rusos anunciado por el Departamento de Estado", dijo.

No hubo comentarios inmediatos de la embajada de Estados Unidos en Moscú.

Una mayor reducción del personal de la embajada estadounidense en Moscú ejercería presión sobre una misión que Washington ya ha calificado de "presencia provisional" en el marco de las expulsiones y otras restricciones.

La embajada es la última misión operativa de Estados Unidos en el país después de que se cerraran los consulados en Vladivostok y Ekaterimburgo y se ha reducido a 120 empleados, frente a los cerca de 1.200 de principios de 2017, según Washington.

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Ryabkov, dijo que no era demasiado tarde para que Washington impidiera a Moscú seguir con las nuevas expulsiones si abandonaba sus propios planes de forzar la salida de diplomáticos rusos.

Los lazos entre Washington y Moscú, en mínimos de la posguerra fría desde hace años, están bajo presión debido a la acumulación de tropas rusas cerca de Ucrania.

(Información de Maria Kiselyova y Tom Balmforth; información adicional de Gabrielle Tétrault-Farber; edición de Andrew Osborn; traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.