Agradecen a Camboya por permitir desembarcar a crucero sospechoso coronavirus

Agencia EFE

Bangkok, 15 feb (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) han agradecido al Gobierno de Camboya por permitir desembarcar en uno de sus puertos al crucero rechazado por varios países por temor al COVID-19 mientras se prevé que abandonen el barco los últimos pasajeros entre hoy y mañana.

"Gracias al hermoso país de Camboya por aceptar al buque Westerdam de @CarnivalCruise (la compañía matriz estadounidense propietaria del crucero) en vuestro puerto. ¡Estados Unidos recordará vuestra cortesía", declaraba Donald Trump en Twitter la madrugada de este sábado.

El Westerdam, de la compañía naviera Holland America Line, había atracado a primera hora de la mañana del viernes en el puerto de Sihanoukville, donde esperaban autoridades locales y personal consular de varios países, un día después de fondear delante de la costa.

UN BARCO RECHAZADO EN OTROS PUERTOS

Holland America indicó que obtuvo el permiso para desembarcar a los 1.455 pasajeros y 802 tripulantes después de que veinte muestras de sangre dieran negativo tras ser examinadas ayer en el laboratorio del Instituto Pasteur de Phnom Penh.

Camboya había aceptado el miércoles la llegada del crucero a su territorio después de que éste hubiera sido rechazado por las autoridades de Taiwán, Filipinas, Guam y Tailandia a lo largo de las dos semanas anteriores.

"Estamos contentos por la resolución satisfactoria de este complejo viaje que se vio complicado por infundados temores originados en informaciones erróneas sobre la condición médica de los invitados y tripulación del Westerdam", dijo la naviera en un comunicado.

ALABANZAS DE LA ONU A CAMBOYA

Mientras tanto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agradeció el viernes a Camboya por permitir al buque atracar en Sihanoukville en una videoconferencia desde Kinshasha, donde se hallaba en una visita oficial.

"Me gustaría agradecer a Camboya, especialmente al primer ministro, por demostrar al mundo el significado de la solidaridad", dijo el director general de la OMS.

Por su parte, Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, envió una carta al primer ministro camboyano, Hun Sen, en la que expresó su "agradecimiento más sincero y el de la OMT al Gobierno Real de Camboya por su extraordinaria respuesta humanitaria ante la apurada situación del Westerdam", según recogió el portal progubernamental camboyana FreshNews.

ALABANZAS TRAS SANCIONES DE LA UE

Las alabanzas al Gobierno de Hun Sen se producen después de que la Comisión Europea (CE) anunciara este miércoles que restringirá el acceso de Camboya al mercado interno de la Unión Europea (UE) a través de tarifas preferenciales por la "violación sistemática de derechos humanos" en el país asiático.

La medida fue tomada después de las elecciones de julio de 2018, que se celebraron tras una vasta campaña judicial contra la oposición, medios de comunicación y activistas, realizada a instancias del primer ministro Hun Sen, en el cargo desde 1985.

Dos días después del anuncio de las sanciones de la UE, Hun Sen se desplazó expresamente a Sihanoukville el viernes para recibir en su muelle a los primeros pasajeros que desembarcaron del Westerdam, que fueron obsequiados con flores y krama, el tradicional pañuelo camboyano, en un acto retransmitido en directo por todas las televisiones del país.

EL PAPEL DE HUN SEN

El mandatario invocó la solidaridad y la necesidad de aunar esfuerzos para combatir la enfermedad para explicar su decisión de autorizar la llegada del barco, lo que habría sido solicitado por las embajadas de EEUU y la Unión Europea, y aseguró que lo habría hecho aunque alguno de los pasajeros hubiera dado positivo por el coronavirus.

"La gente habla con miedo del COVID-19 pero yo pienso distinto. Cuando se me pregunta si Camboya permitiría al crucero atracar con pasajeros infectados con coronavirus la respuesta es lo antes posible ya que no podemos dejar que los pacientes mueran en el mar", dijo Hun Sen, según el portal Freshnews.

El navío, que partió el día 1 de Hong Kong, tenía previsto llegar este sábado a la ciudad japonesa de Yokohama, pero las autoridades niponas le denegaron la entrada después de que una persona a bordo mostrara síntomas de estar infectado con el coronavirus procedente de China.

El caso del Westerdam tuvo lugar después de que las autoridades japonesas pusieran en cuarentena a otro crucero, el Diamond Princess, donde al menos 218 de sus 3.700 personas a bordo han dado positivo por el coronavirus.

(c) Agencia EFE