No habrá salvoconductos ni visas de tránsito, advierte Segob ante nueva caravana migrante

Alberto Pradilla
migrantes

“Habrá operativos especiales y, desde luego, habrá agentes migratorios”. Esta fue la respuesta de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a la caravana migrante que partió de San Pedro Sula, Honduras, con destino a Estados Unidos, en la madrugada del miércoles.

Tras su reunión con el poeta Javier Sicilia, Sánchez Cordero habló sobre la marcha de centroamericanos que todavía transita por Honduras y que tiene previsto cruzar a Guatemala en las próximas horas. Está previsto que la caminata alcance México el sábado.

“Si desean tener algún tipo de estatus migratorio, los vamos a atender con muchísimo gusto, o de refugio o de asilo”, dijo la secretaria, además de mencionar que el número de participantes en la caravana es de unas 600 personas.

“México no es solamente un país de tránsito. No es un país que dé un salvoconducto, es un país que abre sus puertas a las personas que quieran entrar y migrar a nuestro país. De ninguna manera tenemos visas de tránsito o bien salvoconductos”, dijo.

Entre enero y noviembre de 2019, México detuvo a 179 mil 335 migrantes en situación irregular, la mayoría de ellos, 151 mil 547, procedentes de Centroamérica. Del total de arrestados, 117 mil 689 fueron deportados. Aunque el INM todavía no ha ofrecido las cifras finales de 2019, estas ya superan a las del año anterior, cuando fueron detenidos 131 mil 445 migrantes y deportados 115 mil 686.

Este incremento se explica por el acuerdo suscrito el 7 de junio con Estados Unidos, por el que México se comprometió a frenar el flujo migratorio a cambio de que Washington no impusiese aranceles a las exportaciones. El pacto abrió un periodo de grandes elogios del presidente estadounidense, Donald Trump, hacia su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Regresando a las cifras, la diferencia entre detenidos y deportados, que se amplía en 2019, habría que buscarla en los solicitantes de asilo. En el año recién concluido, la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado, Comar, tramitó 70 mil 302 solicitudes de protección, lo que duplica por mucho las 29 mil 630 peticiones de 2018. Todo ello, dentro de una institución que su comisionado, Andrés Ramirez, ha calificado en diversas ocasiones como “colapsada”.

Está previsto que el jueves se celebre un encuentro entre Gobernación, Secretaría de Relaciones Exteriores (que se encarga de todo lo relacionado con la migración desde el acuerdo suscrito con Estados Unidos en junio), el INM y las subsecretarías de Trabajo y Bienestar.

“Vamos a ver exactamente cuál va a ser la estrategia para atender el tema de la caravana”, dijo Sánchez Cordero.

Cuestionadas sobre cuál será la actitud de Guardia Nacional e INM en caso de que los migrantes no quieran inscribirse y traten de continuar su camino hacia Estados Unidos, la funcionaria se limitó a responder: “No vamos a dar salvoconductos. ¿Es claro? Clarísimo”.

Sánchez Cordero es la única integrante del gobierno mexicano que habló sobre la caravana. Sin embargo, Alejandro Giamattei, presidente guatemalteco que tomó posesión de su cargo el martes, aseguró que el canciller, Marcelo Ebrard, se habría comprometido a no permitir que la marcha atraviese territorio mexicano con destino a Estados Unidos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal