Agentes de inmigración EEUU estudiarán más específicamente casos de migrantes para su deportación

·2  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. Personal del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas busca a un ciudadano mexicano en una casa en Hawthorne, California, EEUU

Por Mica Rosenberg y Kristina Cooke

30 sep (Reuters) - El Gobierno de Estados Unidos reducirá a quién apuntan los agentes de inmigración para los procesos de arresto y deportación, dijo el jueves el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en un gran cambio desde el enfoque de línea dura adoptado por el expresidente Donald Trump.

La nueva guía emitida el jueves brinda a los agentes más margen para tomar decisiones caso por caso, dijo Mayorkas, centrándose principalmente en aquellos que representan una amenaza para la seguridad nacional o pública y los que cruzaron la frontera recientemente.

Los inmigrantes que han estado en Estados Unidos durante un período prolongado, que son ancianos o menores o cuyos familiares podrían verse afectados negativamente por la deportación podrían evitar la aplicación de la ley, según un memorando emitido el jueves.

Otros factores atenuantes que se consideran podrían ser el servicio militar por parte del inmigrante o un familiar inmediato o aquellos que han sido víctimas de un delito, entre otros ejemplos. Las nuevas pautas entrarán en vigencia en 60 días.

El presidente Joe Biden, un demócrata, prometió un enfoque más humanitario para la inmigración que su predecesor.

Bajo el mandato de Trump, a los agentes de inmigraciones se les dijo que ningún inmigrante estaría exento de la aplicación de la ley, incluidos los infractores de bajo nivel y los no criminales, así como las personas que han estado en Estados Unidos durante muchos años.

"Se estima que hay más de 11 millones" de no ciudadanos indocumentados o que podrían ser expulsados del país por otra causa, incluidos maestros, obreros agrícolas y personas que trabajan en la primera línea de la pandemia de COVID-19, dice el memorando. "No tenemos los recursos para aprehender y buscar la remoción de todos".

Las nuevas pautas no incluyen categorías, sino que instruyen a los agentes a mirar la totalidad de las circunstancias como una forma de priorizar los recursos.

"En el área de la seguridad pública, muy a menudo las pautas en el pasado han definido quién es una amenaza para la seguridad pública al considerar el tema de manera categórica, si ha hecho X, entonces es una amenaza para la seguridad pública", dijo Mayorkas. Ese enfoque "podría conducir a resultados ineficaces e injustos", sostuvo.

(Reporte de Mica Rosenberg y Kristina Cooke. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.