El asesinato de los agentes en el Target de Kissimmee se produjo durante un arresto por robo, según muestran los registros

·3  min de lectura
Getty Images/Orlando Sentinel/TNS

La Oficina del Sheriff del Condado de Osceola no ha publicado prácticamente ningún detalle un día después de que dos agentes mataran a un hombre en el estacionamiento de un Target en el corredor turístico de Kissimmee, que según los registros judiciales se debió a un intento de arrestar a un par de sospechosos de robo.

El tiroteo del miércoles por la noche, que dejó a otros tres heridos, ocurrió cuando los agentes intentaron detener a “cuatro sospechosos”, dijo la agencia, sin ofrecer más detalles sobre lo que provocó el tiroteo.

Según los registros judiciales, Michael Gómez, de 18 años, y otro sospechoso fueron vistos saliendo de la tienda con “una pizza y varios paquetes de cartas de Pokémon” y subiéndose a un Audi negro después de que “varias unidades respondieran... en referencia a un vehículo sospechoso” con la tablilla cubierta.

Una declaración jurada escrita por el oficial Cole Miller no especificó qué provocó el tiroteo, aparte de decir que “se intentó detener [el automóvil] lo que resultó en un tiroteo en el que participó un oficial”. Gómez y Joseph Lowe, que estaba con él, fueron trasladados al hospital con heridas, agregó el informe.

Gómez está en la Cárcel del Condado de Osceola por hurto menor con una fianza de $500. Lowe no parece haber sido ingresado a cárcel, según muestran los registros, aunque la declaración jurada sugiere que enfrenta cargos.

El sheriff Marcos López dijo el miércoles por la noche que dos agentes estuvieron involucrados en el tiroteo, aunque no está claro si Miller fue uno de ellos.

La agencia dijo en un comunicado de prensa no firmado el jueves que los nombres de los agentes que dispararon sus armas no se darán a conocer bajo la Ley de Marsy. La enmienda a la constitución de Florida, aprobada por los votantes en 2018, tiene como objetivo proteger a las víctimas de delitos, pero se ha utilizado para proteger la identidad de los agentes de policía después de incidentes mortales.

La Oficina del Sheriff tampoco ha publicado el nombre del hombre asesinado por los agentes o el sospechoso que dijeron que estaba “detenido en la escena”. López durante una conferencia de prensa el miércoles por la noche tampoco dijo qué condujo al tiroteo o qué crimen se sospechaba que habían cometido las personas a las que dispararon los agentes.

Los oficiales involucrados “gozan de buena salud”, dijo la agencia.

La Oficina del Sheriff remitió las preguntas al Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida, que está investigando el tiroteo. Tampoco ha respondido a una solicitud de registros públicos de informes iniciales sobre el tiroteo y la llamada al 911 que llevó a los agentes a Target.

Un portavoz del FDLE no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de más información sobre el tiroteo.

Andrew Sullivan, portavoz del Cuerpo de Bomberos del Condado de Osceola, dijo que la agencia trató y transportó a cuatro adultos desde la escena. El hombre al que dispararon los agentes tenía múltiples heridas de bala y murió mientras estaba bajo cuidado. Otro paciente tenía heridas menores de metralla de bala en la mano y dos tenían heridas menores que sufrieron mientras intentaban huir, dijo.

La tienda Target, que estuvo bloqueada durante horas, está ubicada en un área concurrida a lo largo de la U.S. 192, también conocida como West Irlo Bronson Memorial Highway, cerca de Celebration y a unos 10 minutos del Gaylord Palms Resort & Convention Center.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Amanda Rabines. La traducción fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. Puedes contactarla en galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.