Un agente de Scotland Yard reconoce ser uno de los mayores violadores de la historia de Reino Unido

Scotland Yard
Scotland Yard

Scotland Yard

David Carrick, un agente de Scotland Yard (Policía Metropolitana de Londres) se ha declarado culpable de 49 delitos sexuales, lo que le convierte en uno de los mayores violadores de la historia de Reino Unido. Los mismos fueron cometidos de manera ininterrumpida durante 18 años.

La oficina del primer ministro británico, Rishi Sunak, ha tildado los crímenes de Carrick de “espantosos” y ha instado a las fuerzas de seguridad a erradicar a los policías “criminales” con el objetivo de “restaurar la confianza” del pueblo británico, que “se ha hecho añicos”, según recoge el medio británico Sky News.

Los testimonios escuchados durante el juicio han detallado que el hombre, de 48 años, conoció a algunas de sus víctimas a través de aplicaciones de citas en Internet y utilizaba su posición como policía para ganarse su confianza. Carrick ha reconocido haber violado a nueve mujeres, algunas en múltiples ocasiones, durante meses o años.

Algunas víctimas fueron encerradas en un pequeño armario debajo de las escaleras en su casa de Hertfordshire durante horas sin comida u obligadas a limpiar su casa desnudas. Además, llegó a azotar a una mujer con un cinturón y orinó sobre algunas de ellas.

El violador ha sido puesto en prisión preventiva

La Policía Metropolitana de Londres ha emitido un comunicado en el que ha precisado que David Carrick ha sido puesto en prisión preventiva y será juzgado en una audiencia programada en Southwark a partir del lunes 6 de febrero. A su vez, el cuerpo policial ha lamentado los hechos y ha reconocido errores dentro de la organización.

“Carrick es un prolífico delincuente sexual en serie que se aprovechó de mujeres durante un periodo largo de años, abusando de su posición como oficial de policía y cometiendo los crímenes más horribles y degradantes”, ha denunciado en un comunicado la portavoz de Scotland Yard, Barbara Gray.

En ese sentido, Gray ha reconocido el fracaso en la detención de su “patrón de comportamiento abusivo”. “Como no lo hicimos, perdimos oportunidades para sacarlo de la organización”, ha admitido, añadiendo que sus acciones han tenido “un impacto devastador en la confianza de las mujeres”.

El delincuente sexual se unió a la Policía Metropolitana en 2001 y trabajó en el mando de Protección Parlamentaria y Diplomática hasta su arresto y suspensión en octubre de 2021 por la Policía de Hertfordshire tras ser acusado por violación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR