Agente de la policía de Londres pertenecía a grupo neonazi

Associated Press
·2  min de lectura

LONDRES (AP) — Un agente novato de la policía de Londres fue hallado culpable el jueves de pertenecer a una organización neonazi prohibida, la primera vez que un policía británico es condenado por formar parte de un grupo ilegal de extrema derecha.

Después de deliberar durante más de 32 horas, el jurado en el tribunal de la ciudad de Londres halló a Benjamin Hannam, de 22 años, culpable de ser integrante del grupo extremista Acción Nacional. Hannam también fue condenado por mentir en su solicitud y exámenes para ingresar a la Policía Metropolitana de Londres, y por poseer documentos relacionados con terrorismo que detallan el combate con cuchillo y la fabricación de dispositivos explosivos.

El juez Anthony Leonard levantó la prohibición de reportar sobre el caso luego que Hannam admitió tener en su posesión una imagen indecente de un menor, lo cual se está juzgando por separado.

Hannam gozará de libertad bajo fianza hasta que se le dicte sentencia el 23 de abril, pero el juez le advirtió que enfrenta un periodo en prisión.

Hannam trabajó unos dos años como oficial supervisor de libertades condicionales para la Policía Metropolitana de Londres durante antes de ser detectado en una base de datos filtrada de usuarios del foro de extrema derecha Iron March.

El agente se había registrado en el foro al unirse a la filial en Londres de Acción Nacional en marzo de 2016.

La relación de Hannam con Acción Nacional terminó antes que él empezara a trabajar para la Policía Metropolitana, aunque él siguió reuniéndose con figuras preeminentes relacionadas con el grupo a inicios de 2017.

Agentes de la fuerza antiterrorista señalaron que actuaron “rápidamente” una vez que se enteraron del pasado de Hannam.

El comandante Richard Smith, al frente de la unidad antiterrorista de la Policía Metropolitana, dijo que se trató de un caso “excepcional” y que no existe evidencia de que Hannam haya abusado de su posición “para promover sus posturas extremistas”,

La ideología de Acción Nacional fue descrita en la corte como basadas en la “pureza aria” y un odio en particular hacia grupos no blancos, sobre todo judíos.

En su defensa, Hannam negó haber sido integrante del grupo antes o después de que éste fuera prohibido, y declaró que había estado “desesperado por impresionar” a un antiguo miembro de la organización, quien le había dado de forma gratuita calcomanías e insignias.

Hannam explicó a la corte que él había sentido atracción por el fascismo a sus 16 años debido a su material gráfico llamativo, y contactó a Acción Nacional después de ver su propaganda en línea.

“Yo tenía la impresión de que esta era una especie de red juvenil”, dijo.