Agencia federal planea recortes de personal en Radio y TV Martí

·4  min de lectura
Charles Trainor, Jr./Miami Herald

La Agencia de Estados Unidos para los Medios Globales, una agencia federal que supervisa la Voz de América y la Oficina de Transmisiones a Cuba, informó esta semana a los empleados de las estaciones Martí en Miami que algunos podrían ser despedidos pronto.

Los empleados de la Oficina de Transmisiones a Cuba, que administra las estaciones de Radio y TV Martí, se enteraron de los planes en una videollamada con su actual directora, la ex ejecutiva de Univisión y Telemundo Silvia Rosabal, que ella dirigió desde su oficina mientras los empleados estaban presentes en la redacción, en el edificio sede de las estaciones cercano al Aeropuerto Internacional de Miami. También recibieron una notificación de la agencia a principios de esta semana de que “se anticipa una reducción de personal que afectará a los empleados” de la Oficina de Transmisiones a Cuba..

La Agencia de Estados Unidos para los Medios Globales confirmó los planes en un comunicado enviado al Herald, en el que afirma que “será necesaria una reducción de personal para fines de noviembre”.

La agencia dijo que “a pesar de años de recortes, se requieren reducciones adicionales” y que está explorando “todas las opciones para reducir costos sin comprometer la capacidad de lograr su misión, incluidas las reducciones de personal, para operar dentro de los niveles de financiación actuales”.

La agencia no dijo cuántos empleados podrían perder sus puestos, pero dice que ha estado en comunicación frecuente con los empleados durante el proceso y ha tratado de “minimizar” el impacto en la fuerza laboral.

“La Oficina de Trasmisiones a Cuba sigue comprometida con su misión de promover la libertad y la democracia proporcionando al pueblo de Cuba una programación objetiva de noticias e información”, agregó el comunicado.

Dos empleados que pidieron no ser identificados por temor a represalias dijeron que hasta 25 empleados podrían ser despedidos. Una de las fuentes dijo que internamente ha estado circulando una lista de los puestos que podrían eliminarse. Los empleados dijeron que muchos de los trabajadores afectados están vinculados a TV Martí, incluidos presentadores, productores, editores y camarógrafos.

Según el sitio web de la Agencia de Estados Unidos para los Medios Globales, hay 117 empleados en la Oficina de Transmisiones a Cuba.

Durante muchos años, los críticos de TV Martí han cuestionado su eficacia y han señalado que el gobierno cubano interfirió su señal. En respuesta, las estaciones han ampliado su presencia en internet.

Durante la pandemia, la Oficina de Transmisiones a Cuba eliminó discretamente el noticiero televisivo, y los conductores y otros periodistas de televisión se han convertido en reporteros multimedia que producen contenido audiovisual y de radio para las redes sociales y el sitio web Martínoticias.

La agencia no respondió preguntas sobre la programación televisiva.

Los republicanos de la Florida en el Congreso Marco Rubio y Mario Díaz-Balart criticaron los planes para recortar el personal de las estaciones.

Tras las protestas del 11 de julio en Cuba, “el gobierno de Biden debería estar alzando la voz de quienes abogan por la libertad de Cuba, NO silenciarlos mediante vergonzosos recortes de personal en Radio y TV Martí”, escribió el senador Rubio en Twitter. “Martínoticias es un componente crucial de las iniciativas en apoyo de la libertad y la democracia en Cuba”.

El representante Díaz-Balart se quejó de que en los últimos años la gencia de Estados Unidos para los Medios Globales ha solicitado repetidamente un presupuesto de aproximadamente $13 millones para las estaciones, por debajo de los $30 millones que solía obtener en el pasado, lo que conduciría a recortes de personal, dijo en un comunicado el jueves.

Díaz-Balart dijo que “todavía no ha recibido una explicación de por qué USAGM continúa solicitando un número tan abismalmente bajo para la OCB año tras año sabiendo completamente las consecuencias”.

La gencia de Estados Unidos para los Medios Globales no respondió preguntas sobre su solicitud de presupuesto.

En los últimos años, el Congreso ha estado transfiriendo fondos de otros programas para cubrir el déficit presupuestario y evitar recortes. Díaz-Balart no dijo si ese podría ser el caso este año también, pero instó a la administración de Biden y a la gencia de Estados Unidos para los Medios Globales a “abandonar este despreciable intento de debilitar a la OCB antes de que cause un daño irreparable, y finalmente apoyar al pueblo cubano en un momento en que ellos más lo necesitan”.

Una revisión independiente encargada por la agencia en 2019, en respuesta a las críticas luego de que TV Martí emitiera un controversial reportaje sobre George Soros, encontró que algunos de los programas de noticias no cumplían con los estándares periodísticos básicos. John Lansing, el jefe de la agencia en ese momento, pidió cambios estructurales en las estaciones Martí.