La Agencia Europea de Medicamentos aprueba una vacuna contra subvariantes de ómicron

·2  min de lectura

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó el lunes una vacuna de Pfizer/BioNTech dirigida específicamente a las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron.

"El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la EMA recomendó autorizar una vacuna bivalente adaptada dirigida a las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron, además de la cepa original del SARS-CoV-2", dijo la EMA en un comunicado.

Esta vacuna es una versión nueva, y "más eficaz" según la EMA, de la vacuna Comirnaty, de Pfizer/BioNTech.

Está destinada a las personas de al menos 12 años que han recibido al menos una vacuna contra el covid-19, señaló la agencia europea.

La EMA advirtió a inicios de mes que nuevas variantes del coronavirus podían aparecer este invierno, aunque dijo que las vacunas protegerán a la población contra las formas graves de la enfermedad.

Mientras que "se prevén nuevas olas de infecciones durante la temporada fría", esta recomendación "ampliará aún más el arsenal de vacunas disponibles para proteger a las personas contra el covid-19" en la UE, se felicitó el regulador europeo.

La luz verde de la EMA sigue de cerca la aprobación a principios de mes de otras dos vacunas adaptadas por Pfizer y su rival Moderna, que apuntan a la cepa covid-19 original y a la subvariante anterior BA.1 de ómicron.

El dictamen del CHMP sobre "Comirnaty Original/Omicron BA.4-5" se enviará ahora a la Comisión Europea, que adoptará una decisión final.

La evaluación de los datos confirmó que la vacuna "cumple las normas de calidad de la UE", según la EMA.

Los Estados miembros de la Unión Europea siguen utilizando las mismas vacunas contra el coronavirus aprobadas hace dos años para su uso contra la cepa original del virus.

Ofrecen cierta protección contra ómicron y sus subvariantes, menos nocivas pero más contagiosas que la cepa original.

Pero el mundo espera vacunas más específicas y eficaces, con miedo a una nueva ola este invierno.

"La estrategia de la UE consiste en disponer de una amplia gama de vacunas adaptadas que se dirigen a diferentes variantes del SRAS-CoV-2", explicó el regulador europeo.

Añadió que "para que los Estados miembros dispongan de diversas opciones para responder a sus necesidades a la hora de diseñar sus campañas de vacunación".

Ómicron y sus subvariantes fueron dominantes a lo largo de 2022, tomando rápidamente el lugar de las variantes anteriores Alfa y Delta.

jcp/oaa/meb/mab/mb