Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Afines del ex primer ministro preso lideran las elecciones en Pakistán

Los candidatos independientes vinculados al ex primer ministro encarcelado Imran Khan se perfilaban el viernes como ganadores de las elecciones en Pakistán, marcadas por la violencia y las sospechas de manipulación.

El largo retraso en la publicación del recuento disparó los temores de un amaño, pero las dos primeras circunscripciones asignadas después de más de once horas se decantaron para candidatos del partido del popular ex jugador de críquet de 71 años.

Ganador de los comicios de 2018, Khan fue despojado del cargo por una moción de censura en 2022 y está encarcelado desde agosto. Días antes de la votación, para la que estaba inhabilitado, recibió tres largas condenas de prisión.

Aunque su partido Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI) no podía participar como bloque en las elecciones, los candidatos independientes respaldados por la formación aparecían en cabeza de los recuentos no oficiales de los medios.

Los analistas esperaban una victoria de la Liga Musulmana de Pakistán (PML-N) de Nawaz Sharif, regresado del exilio en octubre y que contaría con el apoyo del ejército, un actor central en este país.

Pero los medios pakistaníes, que basan sus proyecciones en recuentos a nivel local, apuntan a unos pobres resultados para la formación de quien ha sido tres veces primer ministro.

Cientos de seguidores del PTI salieron a la calle en la capital de la provincia de Jáiber Pajtunjua, Peshawar, el feudo de Khan, para celebrar su supuesta victoria antes de la publicación de resultados.

- Sin internet móvil -

Las elecciones, con 128 millones de votantes registrados, discurrieron marcadas por la violencia y las sospechas de manipulación.

Después de dos explosiones el miércoles reivindicadas por el grupo Estado Islámico que mataron a 28 personas, el ejército informó de 51 ataques durante la jornada de votación que dejaron 12 muertos, entre ellos diez miembros de las fuerzas de seguridad.

El temor a un amaño se reforzó por la decisión del gobierno de cortar los servicios de internet móvil y el retraso en el recuento, que la comisión electoral atribuyó a "problemas de internet".

El Ministerio del Interior había alegado que los servicios de internet móvil quedaban "suspendidos temporalmente" en todo el país por razones de seguridad. Por la noche, la conexión se restableció.

Según Alp Toker, director de Netblocks, una organización que monitorea internet, "el cierre actual de Internet es de los más rigurosos y extensos que hemos observado en cualquier país".

Más de 650.000 militares, paramilitares y policías fueron desplegados para garantizar la seguridad de las elecciones en un país que se presenta como la quinta democracia del mundo, con 128 millones de votantes.

- Desconfianza -

"Mi único miedo es saber si mi papeleta se contará efectivamente por cuenta del partido al que he votado", dijo a la AFP Syed Tasawar, un obrero de la construcción de 39 años, al salir de un colegio en Islamabad.

La campaña estuvo poco animada, prueba del desencanto con la política entre los paquistaníes, que en un 70% "no confían en la transparencia de las elecciones", según una encuesta del instituto Gallup.

El país estuvo gobernado durante décadas por el ejército, pero en 2013 hubo por primera vez un gobierno civil.

Imran Khan, que tuvo el apoyo del ejército cuando fue elegido en 2018, lo desafió directamente, acusándolo de orquestar su destitución del cargo de primer ministro en abril de 2022.

Su caída en desgracia parecía favorecer a Nawaz Sharif. Pero los primeros indicios perfilan al bando de Khan como ganador.

"Los candidatos independientes respaldados por el PTI tienen la posibilidad de formar el próximo gobierno federal con una mayoría de dos tercios", dijo Omar Ayub Khan, jefe de organización de este partido en un video difundido poco después de medianoche.

También parecía haber obtenido un mejor resultado del esperado el Partido del Pueblo Pakistaní (PPP), la formación heredada por Bilawal Bhutto Zardari, hijo de la asesinada ex primera ministra Benazir Bhutto y del ex presidente Asif Ali Zardari.

Pakistán, que dispone del arma atómica y ocupa una posición estratégica entre Afganistán, China, India e Irán, afronta numerosos desafíos.

La seguridad se degradó desde que los talibanes regresaron al poder en Afganistán en agosto de 2021. La economía paquistaní acusa una deuda gigantesca y una inflación que ronda el 30%.

bur-cyb/chv/pc-avl-sag/eg/dbh/ag