Aficionados a los ovnis esperan el informe del Pentágono sobre avistamientos inexplicables

·7  min de lectura

CHICAGO — Aficionados a los ovnis del área de Chicago están esperando un informe del Pentágono sobre extraños fenómenos aéreos, pero no T.J. Japcon. Él no necesita que el gobierno valide lo que grabó sobre Tinley Park hace casi 17 años.

"No creo que haya ninguna diferencia", comentó. "Sé lo que vi".

Japcon, que todavía vive en el suburbio del suroeste, es el principal cronista de lo que se ha llegado a conocer como las Luces de Tinley Park: un trío de orbes que cambiaban de color, aparentemente conectadas, que se deslizaron por el horizonte ante una multitud de testigos.

Algunos expertos han desestimado las imágenes que captó en una cinta de video como una broma, pero ese escepticismo se enfrenta a una nueva oposición. Las fuerzas militares han publicado videos de objetos voladores que no puede explicar, y el próximo informe, según los periodistas que han sido informados de su contenido, no descarta la tecnología extraterrestre.

Esto hace que los habitantes de la zona, que durante años han recopilado y analizado los avistamientos de ovnis, o que han visto cosas extrañas ellos mismos, vivan unos días muy emocionantes.

"Mucha gente entiende ahora que no estamos solos en este universo", señaló Carlos Domínguez, gerente de un restaurante que dirige el grupo “UFO Chicago” en Facebook y dice que ha sido testigo de numerosos avistamientos curiosos, incluyendo una luz extrañamente brillante y de rápido desplazamiento cerca del Midway Airport a principios de este mes.

"No tienen miedo de decir que hay ovnis, o incluso que los extraterrestres viven entre nosotros. Ya no les asusta ese tema. (El informe del Pentágono) solo va a confirmar lo que ya sabemos".

Avistamientos famosos

El National UFO Reporting Center enumera 2,758 supuestos avistamientos en Illinois desde 1947, pero su director, Peter Davenport, dice que es probable que sea una pequeña fracción del número real.

"Mi opinión es que de 10 mil o 20 mil personas que ven un objeto que creen sinceramente que era o pudo haber sido un ovni, (los investigadores) solo captan uno de esos avistamientos", dijo. "Si quieren comprobar mi teoría, vayan alguna vez a una gran fiesta y pidan a todos los que hayan visto un ovni que levanten la mano. Luego pregunte cuántos los han reportado. Prácticamente todas las manos bajan".

Hay excepciones, por supuesto. En 2006, una docena de trabajadores de United Airlines en el O’Hare International Airport declaró haber visto un objeto grande, parecido a un disco, que flotaba sobre el aeropuerto. Según sus relatos, se elevó después de varios minutos y perforó un círculo perfecto en las nubes.

"Tiendo a ser científico por naturaleza, y no entiendo por qué los extraterrestres sobrevuelan un aeropuerto muy concurrido", dijo un mecánico de United a The Chicago Tribune. "Pero sé que lo que vi y lo que mucha otra gente vio se distinguió muy claramente, y definitivamente no era una aeronave (de construcción humana)".

La Federal Aviation Administration declaró en ese entonces que se trataba de un fenómeno relacionado con el clima, y que la agencia no investigaría más.

Mark Rodeghier, director científico del J. Allen Hynek Center for UFO Studies, dijo que eso era típico de la poca curiosidad oficial expresada durante mucho tiempo por las agencias gubernamentales.

Pero eso comenzó a cambiar en 2017, dijo, cuando The New York Times reveló la existencia de un oscuro programa del Pentágono dedicado a estudiar informes de ovnis. La historia llegó con un video que mostraba un objeto desconocido, captado por la cámara de un avión de la Armada, que se elevaba por encima de las nubes.

"Eso fue lo que hizo que se abriera todo", dijo Rodeghier. "Esa historia hizo más aceptable que la gente hablara de ello: políticos, científicos, etc. Desde entonces hemos visto un aumento del interés".

Sin embargo, añadió que la gran mayoría de los avistamientos tienen explicaciones no extraterrestres, una conclusión de la que se hacen eco otros investigadores. El National UFO Reporting Center ofrece numerosos descargos de responsabilidad entre sus listados, que van desde estrellas, planetas y satélites hasta bromas descaradas.

Dave Marler, investigador e historiador de ovnis que solía dirigir la sección de Illinois de la Mutual UFO Network, dijo que los avistamientos son aún más difíciles de corroborar ahora que la tecnología digital ha facilitado el engaño.

"La gente se enorgullece de publicar cosas falsas", dijo. "Lo único que hace es contaminar el campo".

Apoyo y escepticismo

Las Luces de Tinley Park se han librado hasta ahora de ser desacreditadas por los ufólogos. El fenómeno fue objeto de un episodio del programa de History Channel "UFO Hunters", que sometió las imágenes de los testigos a un análisis de video y llegó a la conclusión de que una teoría popular (la de que las luces procedían de bengalas transportadas por globos meteorológicos) era incorrecta.

"Sin decir que se trata de una nave espacial extraterrestre, puedo afirmar definitivamente, según la definición más estricta, que se trata de un objeto volador no identificado", dijo un experto en procesamiento de imágenes que apareció en el programa.

Sam Maranto, que tomó el relevo de Marler como presidente de la Mutual UFO Network de Illinois, comentó que las pruebas del avistamiento se vieron reforzadas por una muestra de observadores que incluía a policías, miembros del ejército y personas que trabajaban en la aviación.

"Ya es hora de que nos demos cuenta de que el fenómeno existe", dijo.

Pero Mark Hammergren no está nada convencido. El astrónomo y científico planetario de Evanston dice que él también vio las imágenes de Tinley Park, pero que salió creyendo que los orbes eran realmente bengalas colgando de globos, probablemente obra de un bromista.

Tampoco está impresionado por el avistamiento de O'Hare, alegando que los relatos recuerdan a una "nube perforada", en la que el agua sobreenfriada forma repentinamente cristales de hielo que caen a la tierra, dejando un espacio vacío en forma de disco en el cielo.

Otros avistamientos que se han hecho públicos tienen explicaciones similares de sentido común, dijo. El video de la Armada destacado por The New York Times, dijo, parece ser el resplandor infrarrojo de la firma de calor de un jet.

"Mi posición final es ¿dónde están las pruebas sólidas?", señaló. "Por desgracia, vivimos en una época en la que la evidencia en video no suele ser suficiente. E incluso cuando tenemos una fuente intachable como la Armada de Estados Unidos, todavía tenemos que preguntar qué más podría explicar esos videos".

¿Informe no concluyente?

El informe del Pentágono, que debe presentarse ante el Congreso el 25 de junio, podría aclarar las cosas, pero las versiones preliminares dicen que no llega a conclusiones definitivas, salvo que los objetos no eran tecnología estadounidense. No hay pruebas de que fueran extraterrestres, dice supuestamente el informe, pero tampoco hay pruebas de que no lo fueran.

Rodeghier dijo que, dado el ajustado plazo y la escasa financiación que se concedió a los autores del informe, esta ambigüedad es de esperarse. Pero tiene la esperanza de que conduzca a una mayor investigación por parte del gobierno.

"El informe será sin duda un paso más en la evolución de los ovnis, que se convertirán en un tema que no puede ser ignorado", comentó. "Eso no significa que sean extraterrestres. Solo significa que tenemos que estudiar el problema de los ovnis".

Pero algunos aficionados veteranos se muestran dudosos. Carl Jones, que coadministra el Central Illinois UFO Group en Facebook, dijo que las personas que creen haber encontrado objetos alienígenas desconfían de la aparente apertura de los militares.

"En el fondo de mi mente digo: 'Sí, ya era hora'", dijo. "Pero la cosa es que los ovnis han sido vistos y reportados durante mucho tiempo. A mucha gente no le importa que el gobierno admita (la posibilidad de su existencia) porque ha perdido credibilidad".

Jack O'Hara, líder de un grupo de Meetup con sede en Chicago dedicado a los ovnis, va más allá, alegando que muchos esperan que el informe sea una desinformación. Después de todo, un grupo formado por la CIA, conocido como el Robertson Panel, sugirió en la década de 1950 que los funcionarios debían desalentar el interés público en el tema para que no amenazara "el funcionamiento ordenado" del gobierno.

Pero el interés se ha mantenido, y O'Hara señala que, independientemente del contenido del informe, espera que se produzcan "viajes de descubrimiento tanto académicos como personales".

"Si estamos en lo cierto, es el mayor secreto de la historia", comentó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.