Afganos escépticos sobre la muerte en Kabul del líder de Al Qaida

·3  min de lectura

¿Muerto en su balcón en medio de Kabul por un ataque con drones? Los afganos dudaban el martes del anuncio de la muerte del jefe de Al Qaida, oculto durante meses entre ellos en el corazón de la capital afgana.

"No creo que sea cierto. Es solo propaganda", asegura Fahim Shah, de 66 años, residente en Kabul.

La muerte de Ayman Al Zawahiri, para el que Estados Unidos prometió 25 millones de dólares por cualquier información que permitiera encontrarlo, fue anunciada el lunes por televisión por el presidente estadounidense Joe Biden.

El domingo por la mañana, hora afgana, "bajo mis órdenes, Estados Unidos llevó a cabo un ataque aéreo sobre Kabul, en Afganistán, que mató al líder de Al Qaida", subrayó en un breve discurso desde la Casa Blanca.

Un ataque con drones, con dos misiles, sin ninguna presencia militar en tierra ni ninguna otra víctima además de Al Zawahiri, y sin causar daños importantes, precisó un responsable estadounidense.

"Hemos conocido tal propaganda en el pasado y no era verdad. No creo que haya sido asesinado aquí", añade Fahim Shah, interrogado por la AFP.

Abdul Kabir, otro residente de Kabul, escuchó la explosión causada por el ataque el domingo poco después de las 06H15.

Pero, escéptico, pide a Estados Unidos que presente pruebas para apoyar su afirmación de que fue Zawahiri quien fue asesinado.

"Deberían mostrar al mundo que mataron a ese hombre y presentar pruebas", afirma.

- Ataque aéreo -

"Podrían haber matado a otra persona y anunciar que se trataba del jefe de Al Qaida. Hay muchos otros lugares donde podría esconderse, en Pakistán o incluso en Irak", sugiere.

Según los estadounidenses, Ayman Al Zawahiri vivía en una casa de tres pisos situada en Sherpur, un barrio acomodado del centro de la capital afgana, donde varias casas están ocupadas por funcionarios y comandantes talibanes de alto rango.

Fue asesinado mientras se encontraba en su balcón, donde había sido visto en numerosas ocasiones, y durante largo rato.

El domingo, el ministro del Interior afgano negó los informes de un ataque con drones en Kabul, indicando a la AFP que un cohete había golpeado "una casa vacía" de la capital.

Pero el martes temprano, el portavoz talibán Zabihuláh Mujahid tuiteó que un "ataque aéreo" se llevó a cabo con la ayuda de "drones estadounidenses".

Mohamad Bilal, estudiante, también cree poco probable que el líder de Al Qaida viva en Kabul. "Es un grupo terrorista y no creo que enviaran a su líder a Afganistán", explica.

"Los jefes de la mayoría de los grupos terroristas, incluidos los talibanes, vivían en Pakistán o en los Emiratos Árabes Unidos cuando estaban en conflicto con las antiguas fuerzas afganas", recuerda.

En cambio, para Freshta, una ama de casa que sí cree en la muerte del jefe de Al Qaida, el hecho de "saber que vivía aquí" en Kabul es "chocante", dice, negándose a dar su apellido.

Crítico del gobierno talibán, un comerciante del centro de la capital, que tampoco quiso ser identificado, considera que la porosidad de las fronteras afganas hace fácil la entrada de grupos armados.

"No tenemos gobierno. Somos incapaces de protegernos, de proteger nuestro suelo y nuestras propiedades", comentó.

abh-jd-fox/mab/pc

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.