'En Afganistán los sitios arqueológicos corren mayor peligro de saqueo’

·1  min de lectura

Cinco meses después de la toma del poder por los talibanes en Afganistán, las alertas siguen encendidas para evitar que se repitan hechos como la tragedia del 2001, cuando fueron destruidos los Budas gigantes del valle de Bamiyán. La Unesco trabaja incansablemente para preservar el patrimonio cultural del país. El organismo de la ONU participa también en la elaboración de acuerdos bilaterales para que otros países recuperen el patrimonio que les fue robado, pero el recorrido es difícil.

Los talibanes son responsables de uno de los peores crímenes contra la cultura, la destrucción de los Budas gigantes del valle de Bamiyán, en el centro de Afganistán, en 2001. El nuevo gobierno talibán, que tomó el poder del país en agosto pasado, se comprometió a respetar y vigilar el rico patrimonio cultural de su país. ¿Qué garantías existen ahora? ¿Han cumplido?

Se estima que unas 1000 piezas depositadas en Bamiyán han sido robadas desde agosto cuando los talibanes llegaron nuevamente al poder. "Las cifras exactas no se conocen, matiza Ottone. Nosotros tuvimos un seminario en noviembre pasado, donde vino el director del Museo Nacional y no podía certificarnos cifras. Hubo mucho hurto de material técnico en los primeros días. El trabajo que venimos haciendo desde hace 18 años como Unesco ha sido con soporte y apoyo financiero de muchos países como Alemania, Italia, Corea del Sur, principalmente".

El personal de la UNESCO presente en Afganistán, ante la llegada de los talibanes, debió replegarse a Pakistán. Eso complica mucho las cosas pues además "se nos suma la pandemia".

#EscalaenParís también está en Facebook


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.