Afganistán retrasa elecciones en Kandahar tras la muerte de un comandante policial

Por Rupam Jain y Hamid Shalizi
Personas asisten a la ceremonia de entierro del general Abdul Razeq, comandante de la policía de Kandahar, que murió en un ataque, en la provincia de Kandahar, Afganistán, el 19 de octubre de 2018. REUTERS / Ismail Sameem

Por Rupam Jain y Hamid Shalizi

KABUL (Reuters) - Las elecciones al parlamento afgano del sábado se retrasarán una semana en la provincia sureña de Kandahar después del asesinato de uno de los jefes de seguridad más poderosos del país, en un atentando que supone un duro golpe para el Gobierno respaldado por Occidente.

El general Abdul Razeq, comandante de la policía de Kandahar, fue asesinado en la oficina del gobernador provincial el jueves, cuando un guardaespaldas abrió fuego contra un grupo de autoridades que salían de una reunión con el general Scott Miller, comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán.

Miller no resultó herido, pero el comandante de la agencia de inteligencia regional fue asesinado y el gobernador provincial resultó gravemente herido, diezmando a los dirigentes de una de las provincias más importantes del país.

Aunque nominalmente era un jefe provincial de policía, Razeq era además una de las figuras políticas más poderosas de Afganistán y un gran oponente de los talibanes, con una autoridad incuestionable en todo el volátil sur del país.

La decisión de suspender la votación se tomó en contra de las advertencias de algunos altos cargos, que indicaron que cualquier demora puede amenazar todo el proceso y dar a los talibanes una gran victoria propagandística.

Las elecciones del sábado se consideran como una prueba de la credibilidad y capacidad del Gobierno a la hora de organizar una consulta nacional de cara a los comicios presidenciales que tendrán lugar en abril.

El ataque del jueves pone de relieve la precaria situación en Afganistán después de más de 17 años de guerra y de que los talibanes y las autoridades estadounidenses hayan abierto contactos preliminares para sentar una base sobre la que mantener conversaciones de paz en el futuro.


(traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)