Afganistán: en protestas, talibanes usan látigos y disparan sobre las cabezas de las mujeres, denuncia ONU

·2  min de lectura

LOS TALIBANES están respondiendo de forma cada vez más violenta a los manifestantes pacíficos que protestan en muchas partes de Afganistán, denunció la Oficina de Derechos Humanos.

La portavoz, Ravina Shamdasani, dijo a los periodistas en Ginebra que tienen informes del uso de munición real, porras y látigos. El miércoles los talibanes prohibieron las reuniones no autorizadas. Un día después, ordenaron a las empresas de telecomunicaciones que desconectaran el acceso a Internet en los teléfonos móviles, en zonas específicas de la capital, Kabul.

“Es crucial que no recurran al uso de la fuerza. No beneficia a nadie ver este derramamiento de sangre en las calles. No va a ayudar a consolidar o estabilizar la sociedad. Lo que ayudaría es una aproximación inclusiva en la que escuchen los reclamos de la población y permitan a la gente protestar pacíficamente”, apuntó Shamdasani.

Agregó que durante una manifestación en la ciudad de Faizabad en la provincia de Badakhshan celebrada por varias mujeres, incluidos activistas y defensores de los derechos humanos, los talibanes dispararon al aire y presuntamente golpearon a varios manifestantes.

No te pierdas: Salida fue un ‘éxito extraordinario’, asegura Biden tras abandonar a cientos de estadounidenses en Afganistán

Un pequeño grupo de mujeres en Kabul fueron dispersadas violentamente, mientras los talibanes disparaban al aire sobre sus cabezas. Ese mismo día, las mujeres fueron dispersadas violentamente durante las protestas en las provincias de Kapisa y Takhar, y varias activistas de los derechos de las mujeres en Kapisa fueron detenidas.

Shamdasani recordó que las protestas pacíficas están protegidas por el derecho internacional de los derechos humanos, incluido el artículo 21 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que Afganistán es Estado parte.

Dijo que “las autoridades deben garantizar un entorno seguro, propicio y no discriminatorio para el ejercicio de los derechos humanos, incluida la libertad de expresión y reunión pacífica”.

En tanto, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) advirtió el viernes sobre el aumento del hambre en medio de crecientes dificultades económicas e incertidumbre.

Alrededor del 93 por ciento de los hogares no tienen suficiente para comer, mientras que tres de cada cuatro familias ya están reduciendo el tamaño de las porciones o reducidos a pedir prestados alimentos. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.