Puede haber más afectados tras robo de ahorros en Banco Azteca, dicen

·2  min de lectura

HUEHUETOCA, Méx., marzo 17 (EL UNIVERSAL).- Quizá Gerardo, el hombre que se suicidó al ver que su cuenta de ahorros había sido vaciada presuntamente por personal de Banco Azteca, pudo no ser el único afectado en este municipio, pues cuando fue detenida la ejecutiva bancaria y su pareja llevaban consigo 21 tarjetas de débito de dicho banco de las que no eran titulares, informaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

El 24 de febrero fue encontrado el cuerpo de Gerardo, un cuentahabiente de 62 años de edad, que decidió suicidarse colgándose con una cadena en la sala de su casa. Junto a su cuerpo el hombre dejó los estados de cuenta de Banco Azteca.

"Me quito la vida porque personal de Banco Azteca me vació mi cuenta de ahorro, donde tenía ahorrados un millón 10 mil pesos", señaló Gerardo en un escrito que dejó en una cartulina amarilla, en un sillón de la sala de su casa, donde además pedía que se investigara a una empleada bancaria, cuyo nombre es distinto al de la ejecutiva de nombre Abigail, quien fue detenida junto con su pareja de nombre Ricardo de 33 y 31 años de edad.

Al momento de ser detenidos, esta pareja llevaba consigo 21 tarjetas de débito de Banco Azteca, que no estaban a nombre de ninguno de los dos, por lo que podrían ser de otros clientes o quizá estaban inactivas, señalaron autoridades de la Fiscalía mexiquense.

Pero el delito de fraude se persigue por querella, es decir por denuncia, y hasta el momento la Fiscalía mexiquense no cuenta con otras denuncias de cuentahabientes.

El juez que vinculó a proceso a Abigail y Ricardo, dio un plazo de dos meses para el cierre de la investigación en el caso de fraude bancario, denunciado por familiares de Gerardo, luego de que el ahorrador decidió suicidarse.

En tanto, Abigail fue trasladada al penal de Barrientos en Tlalnepantla y Ricardo al penal de Cuautitlán, donde permanecerán hasta que el juez decida en este proceso si son responsables o inocentes.