¿Cómo afecta la inflación a los envíos de remesas?

Elise Amendola/AP

La inflación está obligando a los inmigrantes a reducir las remesas a pesar de las dificultades financieras de sus familias y el 72% de los encuestados en Estados Unidos se han visto obligados a tener un segundo trabajo para respaldar su propio costo de vida, según un reporte la empresa WorldRemit.

El segundo informe de Costo de Vida se realizó para comprender cómo el empeoramiento de la crisis inflacionaria ha afectado la vida de los remitentes internacionales de dinero en todo el mundo.

Se determinó que el 82% de los remitentes de remesas coincidieron en que el costo de vida de las personas a las que envían dinero aumentó desde principios del 2022.

También se indicó que casi la mitad de los encuestados (45%) dijo que ahora solo envían dinero a la familia inmediata, en lugar de a amigos y parientes lejanos.

Una de cada nueve personas en todo el mundo depende del dinero enviado por amigos y familiares que han emigrado al extranjero para trabajar.

Ante la presión de la crisis inflacionaria, el 72% de los encuestados en Estados Unidos, el 41%en Australia y el 44 % en el Reino Unido han buscado un trabajo secundario y el 27% en esos tres países indicaron que lo hicieron para respaldar el aumento en su propio costo de vida.

De los encuestados que mencionaron tener un trabajo secundario, el 89% informó que lo mantendrían en los próximos 12 meses.

¿Y qué medidas están tomando para reducir sus gastos? El estudio determinó que las personas están dispuestas a reexaminar sus hábitos y más de una cuarta parte de los encuestados (26%) afirman que están reduciendo los gastos discrecionales en entretenimiento, como salir a cenar o ir al cine o al teatro.

“Las soluciones ingeniosas, como los trabajos secundarios, que estamos viendo como resultado del panorama económico actual apuntan a la resiliencia de los migrantes y su compromiso de apoyar financieramente a sus seres queridos en el extranjero”, dijo Jorge Godinez Reyes, director para las Américas, WorldRemit.

Destacó que “estos hallazgos demuestran el valor de los inmigrantes para adaptarse a las tensiones financieras más amplias y al aumento del costo de vida sin dejar de satisfacer las necesidades de sus familias en casa y en el extranjero”.

El estudio se realizó en octubre de 2022 con remitentes internacionales en Estados Unidos, el Reino Unido y Australia y se obtuvo con 2,687 respuestas a una encuesta de 13 preguntas sobre cómo el costo de vida y la inflación han cambiado los comportamientos en lo que respecta al envío de remesas, entre el 26 de octubre y el 1 de noviembre de 2022.