Mueren 10 soldados en Etiopía tras impactar cohete en aeropuerto de Gondar

Agencia EFE
·2  min de lectura

Adís Abeba, 14 nov (EFE).- Al menos diez soldados de las Fuerzas Etíopes fallecieron y otros veinte resultaron heridos después de que un cohete impactara anoche en el aeropuerto de Gondar, en la región norteña de Amhara y colindante con la de Tigray donde el Gobierno mantiene un conflicto armado, confirmaron hoy fuentes médicas.

Según confirmó a EFE un sanitario del Hospital Universitario de Gondar que socorrió a los heridos, "cuatro soldados murieron al instante", otros seis que habían sido ingresados en la UCI "fallecieron esta mañana" y veinte más resultaron heridos.

Según esta misma fuente, que escuchó la explosión en este aeropuerto muy próximo al hospital en el que trabaja, el ataque tenía como objetivo "las salidas y los dormitorios de los soldados que lo salvaguardan".

El Frente de Liberación de Tigray (TPLF), partido que gobierna la región homónima y contra el que el Gobierno etíope mantiene una ofensiva militar, admitió hoy ser el responsable de este ataque aéreo contra aeropuertos que "sirven como base para los aviones de combate que atacan Tigray", explicó en un discurso retransmitido por la televisión local el portavoz de este grupo, Getachew Reda.

Un segundo cohete, disparado de forma simultánea, cayó en las afueras del aeropuerto de Bahir Dar sin causar muertes, de acuerdo con un comunicado del Gobierno etíope, que anunció una investigación para esclarecer "los detalles" de lo sucedido.

Tropas de la región de Amhara y soldados federales luchan contra las fuerzas norteñas del TPLF, a quien el Gobierno etíope acusó como "casus belli" de haber cruzado "una línea roja" tras supuestamente atacar una base militar del Ejército federal en su región en la que causaron muertos.

Desde el inicio de esta ofensiva el pasado día 4, se estima que cientos de personas han muerto y más de 14.500 ya han huido de la violencia al vecino Sudán, según datos de ayer de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) que podrían haberse superado.

El corte de internet desde hace más de una semana, la interrupción de telecomunicaciones y transportes, así como el arresto de varios periodistas, dificulta no obstante saber cuál es la situación sobre el terreno.

(c) Agencia EFE