La razón por la que las aerolíneas de EEUU mantienen sus vuelos aunque vayan vacíos

Ivette Leyva
·4  min de lectura
Los vuelos vacíos, o solo con uno o dos pasajeros a bordo, se están convirtiendo en algo habitual en Estados Unidos con la crisis del coronavirus. Foto: Getty Image.
Los vuelos vacíos, o solo con uno o dos pasajeros a bordo, se están convirtiendo en algo habitual en Estados Unidos con la crisis del coronavirus. Foto: Getty Image.

Los vuelos “fantasmas” dentro de Estados Unidos con apenas uno o dos pasajeros se han convertido la norma por estos días en las aerolíneas estadounidenses y muchos se preguntan, ¿por qué simplemente no se cancelan casi todos y se deja la flota en tierra, como han hecho en China y Europa?

Las líneas aéreas han disminuido en hasta un 80-90% sus vuelos internacionales para abril y mayo, pero los recortes en rutas nacionales han sido menores. United todavía está volando aproximadamente un tercio de su capacidad nacional, de acuerdo con Business Insider.

La Administración de Seguridad del Transporte de EE. UU. (TSA) contabilizó 129,763 viajeros el viernes 3 de abril frente a 2,48 millones el mismo día hace un año, según los datos diarios que proporciona en su sitio web.

Ese día American Airlines operó 119 vuelos desde Washington Reagan National; ocho de esas salidas tenían solo un pasajero, de acuerdo con Reuters. El mismo día del año pasado, American operó 254 vuelos desde el mismo aeropuerto. Y el sábado, canceló la mayoría de los vuelos desde y hasta Nueva York.

Tal parece que las aerolíneas simplemente están quemando dinero y desperdiciando combustible.

"Nuestros funcionarios electos quieren que sigamos brindando transporte aéreo seguro a través de esta crisis ... necesitamos continuar volando según lo solicitado y atender a aquellos que necesitan viajar", dijo el presidente ejecutivo de American Airlines, Doug Parker, en un mensaje de video la semana pasada.

Artículos relacionados:

Mostradores vacíos de American Airlines en el aeropuerto Laguardia, New York, N.Y, el 21 de marzo (AP/Mary Altaffer)
Mostradores vacíos de American Airlines en el aeropuerto Laguardia, New York, N.Y, el 21 de marzo (AP/Mary Altaffer)

Y vale recordar que los aviones comerciales no solo transportan pasajeros.

"El servicio regular de una aerolínea mueve tanto personas como mercancías, incluido el correo de los Estados Unidos", dijo a Business Insider Henry Harteveldt, consultor y analista de la industria. "Eso lo hace esencial durante esta crisis".

Las aerolíneas, a la espera de ayudas, no pueden parar

A medida que se implemente el paquete de estímulo federal (conocido como la Ley CARES), es poco probable que los vuelos se reduzcan mucho más, incluso si sigue disminuyendo el número de pasajeros.

Esto se debe a que las condiciones del paquete de rescate para las aerolíneas (subsidios a la nómina para mantener estables los cheques de pago de los empleados y préstamos para ayudar a compensar las pérdidas) contienen disposiciones que requieren que las aerolíneas continúen el servicio mientras reciben la ayuda.

Específicamente, la Ley requiere que las aerolíneas que reciban préstamos o subvenciones "mantengan el servicio de transporte aéreo programado, según lo considere necesario el Secretario de Transporte para garantizar los servicios a cualquier punto servido por esa compañía antes del 1 de marzo de 2020. Al considerar si ejercer la autoridad otorgada por este en la sección, el Secretario de Transporte tendrá en cuenta las necesidades de transporte aéreo de las comunidades pequeñas y remotas y la necesidad de mantener un buen funcionamiento de la salud y las cadenas de suministro farmacéutico, incluidos los dispositivos y suministros médicos ".

"La principal preocupación detrás del requisito es garantizar que las aerolíneas no abandonen el servicio a las ciudades más pequeñas en sus redes de rutas", dijo Harteveldt. "Esas son a menudo las primeras ciudades en ser cortadas cuando la demanda cae, y las últimas en ser agregadas nuevamente cuando las cosas se recuperan".

En un esfuerzo por proteger a los pasajeros y a la tripulación, las aerolíneas han reducido los servicios de alimentos y bebidas, han incrementado la limpieza de la cabina y han permitido que los asistentes de vuelo usen guantes, aunque no se les da máscaras.

Y aunque deben mantener los vuelos, se les permite reducirlos y mantener incluso uno solo diario a cada uno de sus destinos nacionales.

Por otro lado, aunque varias aerolíneas consideraron unirse para consolidar vuelos, el Departamento de Transporte descartó la idea pues viola las regulaciones antimonopolio.

De modo que todo parece indicar que seguiremos viendo aviones surcar el cielo -y seguir contaminando la atmósfera- aún en tiempos de pandemia.