La insólita trampa de un hombre para engañar a una aerolínea con un gato

LA NACION

MOSCÚ (AFP).- La aerolínea rusa Aeroflot retiró todas las millas acumuladas a un pasajero luego de que este engañara a la empresa para poder volar con su gato.

Mikhail Galine contó la semana pasada en Facebook cómo su gato Víctor había sido juzgado demasiado pesado en Moscú para ser aceptado en cabina para el segundo tramo de un vuelo desde Letonia a Vladivostok (Lejano Oriente).

"El animal pesaba más de 10 kilogramos, un peso no autorizado en cabina", donde el límite en la compañía rusa es de 8 kilogramos para el tramo de vuelo interno, explicó el joven.

Al no poder decidirse a poner a su gato en bodega, Galine prefirió perder su vuelo y se quedó en Moscú. Allí tomó "la decisión estratégica de encontrar un gato similar pero más liviano".

Al día siguiente volvió al aeropuerto con "su gato, el doble del gato y sus propietarios", según contó. Galine logró registrarse en clase ejecutiva después del "éxito de la operación de sustitución de Víctor, el gato gordo, por Phoebe, el gatito miniatura".

Una vez que logró pasar con el gato, lo volvió a sustituir por su propio gato, Víctor. Después, en Facebook, el joven publicó una foto de su gato cómodamente instalado en el avión, con una copa de champagne a su lado.

Aeroflot no apreció el truco del joven y abrió una investigación. Una imagen de video de vigilancia demostró que, al realizar el check in, Víctor había sido intercambiado "por un animal similar de 7 kg", precisó la empresa rusa.

En consecuencia, "Aeroflot tomó la decisión de retirar a este pasajero de su programa de fidelidad y cancelar todas sus millas acumuladas".

Según las redes sociales, Galine es un viajero muy frecuente y los medios de comunicación rusos afirman que poseía 400,000 millas, el equivalente a varios miles de euros de vuelos.