La aerolínea paquistaní PIA suspende sus vuelos a Kabul

·2  min de lectura
Unos pasajeros abordan un avión de la compañía Pakistan International Airlines (PIA) el 13 de septiembre de 2021 en Kabul (AFP/Aamir Qureshi)

La compañía aérea Pakistan International Airlines (PIA) anunció este jueves que ha suspendido los vuelos desde y hacia Kabul debido a la actitud "no profesional" de los talibanes, en el poder en Afganistán desde mediados de agosto.

La aerolínea había reanudado vuelos especiales a la capital afgana después de que el 30 de agosto se completara la retirada de los soldados estadounidenses del país, de donde más de 100.000 personas querían irse por miedo a los islamistas.

"Con frecuencia nuestros vuelos tuvieron que hacer frente a retrasos injustificados debido a la actitud no profesional de las autoridades de la aviación (civil) en Kabul", declaró a la AFP el portavoz de PIA, Abdullah Hafeez Khan.

Los vuelos se suspenderán hasta que la situación sea "favorable", añadió.

Según una fuente de PIA, los talibanes han sido "desagradables" con el personal de la aerolínea pakistaní, y una vez "maltrataron físicamente" a uno de sus miembros.

La PIA es blanco de las críticas por cobrar 1.200 dólares (1.040 euros) por un vuelo de ida entre Islamabad y Kabul que se cubre en 40 minutos, contra 150 dólares antes de que los talibanes llegaran al poder.

Estos vuelos estaban destinados principalmente a organizaciones internacionales y humanitarias pero estas últimas han ayudado a afganos a embarcar en ellos para escapar del nuevo régimen y de una situación económica catastrófica.

Pero los vuelos eran irregulares y los pasajeros afganos tenían dificultades para conseguir un billete.

El portavoz de PIA afirma que estos vuelos "no eran muy lucrativos financieramente", debido al alto costo del seguro, y que la empresa los mantenía por "razones humanitarias".

Los talibanes habían amenazado con bloquear la mitad de los vuelos de PIA si no bajaba el precio de los billetes.

Pakistán fue el principal apoyo del primer régimen talibán entre 1996 y 2001, y más tarde Estados Unidos le acusó de respaldar a la insurgencia contra el gobierno afgano, apoyado por Occidente.

Desde el regreso de los talibanes al poder, el primer ministro pakistaní Imran Khan ha instado a la comunidad internacional a dialogar con ellos y a apoyar financieramente al país, cuya economía está al borde del colapso.

Por el momento Pakistán no ha reconocido al nuevo régimen talibán.

ak-zz/ecl/cyb/sg/erl/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.