Advierten fuente de contagio por materiales mal desechados

CIUDAD DE MÉXICO, junio 11 (EL UNIVERSAL).- Cubrebocas, guantes, gafas y caretas que se utilizan para protegerse pueden convertirse en una fuente de contagio por coronavirus si no se tiran con las precauciones suficientes, advirtió el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Por eso, señaló, es necesario dar un manejo especial a los equipos de protección especial que se utilizan en el combate al Covid-19 para evitar generar focos de contagio al interior de las familias e inclusive con los trabajadores de limpia.

"Para prevenir contagios del coronavirus SARS-CoV-2 es necesario apartar los residuos sanitarios, incluido chicles, cepillos de dientes, colillas de cigarros, envases de medicamentos, apósitos, gasas, jeringas, entre otros, en contenedores y bolsas de plástico, exclusivas para estos materiales que adviertan el riesgo que puede producir manipularlos", dijo el biólogo Sergio Nájera Esquivel.

Esas bolsas se tienen que introducir en una segunda bolsa de plástico y luego rociar este paquete con una solución de 20 gotas de cloro en medio vaso de agua, y después marcarla con la leyenda "residuos sanitarios".

Destacó la importancia de dar un manejo especial a sus desechos sanitarios y depositarlos en los contenedores de sus casas o de sus trabajos, ya que el coronavirus SARS-CoV-2 puede permanecer desde unas horas hasta varios días en distintas superficies, lo que se convierte en un foco de riesgo para la población.

Explicó que al degradarse o fragmentarse los cubrebocas y guantes de látex, por ejemplo, pueden contaminar los cuerpos de agua o los ecosistemas y convertirse en una amenaza para aves, peces u otros animales.