Advierten que erupciones de volcán La Soufriere no han terminado

Agencia EFE
·4  min de lectura

San Juan, 15 abr (EFE).- Las autoridades de San Vicente y las Granadinas advirtieron que la relativa calma de los últimos 2 días no significa que hayan terminado las erupciones del volcán La Soufriere, en alta actividad desde hace una semana, al tiempo que sigue la amenaza de contagio por la covid-19 a causa de la alta concentración humana por las evacuaciones ante el fenómeno natural.

El científico a cargo del seguimiento de la erupción de La Soufriere, Richard Robertson, señaló este jueves a Efe que si bien las explosiones se han debilitado y son menos frecuentes en los últimos 2 días, esto no significa que la erupción haya terminado.

"No estamos seguros de que haya avanzado todo el magma concentrado", indicó.

"No tenemos certeza de la cantidad de magma y de que se haya quedado sin fuerza", dijo, tras matizar que llevará tiempo conocer la situación precisa con certeza.

El vulcanólogo, científico principal del Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI, en inglés), indicó que los residentes en zonas de peligro deben tomar medidas para minimizar el impacto de la ceniza, por el riesgo que supone para el aparato respiratorio.

Entre grupos de científicos llegó a temerse que el volcán volviera a erupciones "prehistóricas" como las que se registraron hace miles de años que pudieran convertir a San Vicente en un desierto.

ERUPCIÓN TRAS 42 AÑOS SIN ACTIVIDAD

Después de 42 años sin actividad explosiva, La Soufriere explotó el pasado viernes, tres meses después de que comenzara a arrojar material efusivamente.

La erupción principal se produjo apenas 15 horas después de que las autoridades emitieran una orden de evacuación para las áreas en riesgo.

La violenta erupción envió columnas de ceniza de 29.000 pies (9.000 metros) de altura a la atmósfera, pero fue superada por una aún más poderosa esa misma tarde, que envió cenizas a 50.000 pies (15.000 metros).

Desde entonces, ha habido al menos 29 explosiones discretas o ventilación de cenizas, matizó Robertson.

La pregunta ahora es si el magma contiene suficiente gas todavía para seguir expulsando material.

POSIBILIDAD DE EXPLOSIONES

Indicó que es posible que se registren explosiones provocadas por la ascensión de una columna de gas, lo que podría provocar flujos piroclásticos.

Asimismo, explicó que se espera que el volcán tenga una secuencia de explosiones alternadas con períodos de tranquilidad y temblores, lo que sugiere que el magma que expulsó ceniza y vapor durante los primeros días ahora no es tan rico en gas.

Robertson dijo que no está claro cuándo se detendrán exactamente estos eventos, pero que puede haber un período de tranquilidad durante el cual podría haber emisiones de vapor.

Hasta ahora, el volcán ha descargado más de 70 millones de metros cúbicos de material a la atmósfera, 20 más de lo que hizo durante toda la erupción de 1979.

PEOR QUE EN 1979

Muchos vicentinos que presenciaron el evento de 1979 han dicho que la erupción de este año es peor que aquella en términos del volumen de ceniza que ha caído en su área.

Las autoridades de San Vicente y las Granadinas señalaron este jueves que estaban extremadamente preocupadas por la amenaza de un brote de covid-19 dada la falta de agua y la llegada de miles de evacuados a refugios y hogares privados.

El Gobierno reveló que se ha reportado alrededor de una docena de positivos en los últimos días en personas alojadas en casas y un refugio.

La directora médica de la isla de San Vicente, Simone Keizer-Beache, dijo este jueves en conferencia de prensa que los funcionarios sanitarios se preparan para realizar pruebas masivas como parte del rastreo de contactos, una tarea complicada dado que entre 16.000 y 20.000 personas fueron evacuadas antes de que comenzaran las erupciones explosivas de La Soufriere.

También instó a las personas a seguir usando mascarillas, además de pedir cooperación, tras señalar que algunas personas que llegan a los refugios no quieren hacerse la prueba, una medida no obligatoria pero sí muy aconsejable.

"Trabajemos juntos para prevenir una segunda catástrofe", alertó sobre lo que suponía un gran rebrote.

El volcán tuvo una erupción menor en diciembre pasado, después de la histórica registrada en 1979.

Una erupción más antigua, en 1902, provocó la muerte a unas 1.600 personas.

(c) Agencia EFE