Advierten que el conflicto de la deuda con Disney pudiera ‘debilitar’ otros bonos del gobierno de Florida

·5  min de lectura
John Raoux/AP

Una de las principales agencias de calificación de deuda del país advirtió el jueves que si la Florida no resuelve un conflicto sobre su decisión de derogar el Distrito de Mejoras de Reedy Creek (RCID) de Walt Disney World y su obligación con los inversionistas, la medida pudiera perjudicar a la situación financiera de otros gobiernos de la Florida.

Fitch Ratings publicó la alerta a última hora del jueves en su sitio web Fitch Wire, casi una semana después de que el gobernador Ron DeSantis promulgara la ley que disuelve el distrito fiscal especial que gobierna la propiedad de Disney para el 1 de junio de 2023.

El Distrito tiene casi $1,000 millones en deuda de bonos y la semana pasada Fitch emitió una “vista negativa” debido a la incertidumbre en torno a cómo se saldará esa deuda y quién lo hará.

La agencia dijo que la situación “refleja un nivel único y dinámico de discordia” y espera que el estado, “en última instancia, trabaje con las varias partes interesadas para resolver la incertidumbre”.

Pero también añadió una advertencia: “El hecho de no hacerlo pudiera alterar nuestra opinión sobre el compromiso de la Florida con preservar los derechos de los tenedores de bonos y debilitar nuestra opinión sobre el entorno operativo de los gobiernos en la Florida”.

Una ley estatal de 1967 que estableció el Distrito de Mejora de Reedy Creek en 39 millas cuadradas de propiedad de Disney dio al distrito el poder de emitir bonos y gravarse a sí mismo para construir carreteras, alcantarillado y servicios públicos, establecer sus departamentos de policía y bomberos, y regular su construcción. A cambio, el estado se comprometió a “no limitar o alterar los derechos del Distrito... hasta que todos esos bonos, junto con los intereses correspondientes... sean totalmente satisfechos y liquidados”.

La ley que disuelve el distrito no aborda cómo se pagarán los bonos, pero el viernes, cuando promulgó la medida, DeSantis dijo: “Nos vamos a encargar de todo eso. No se preocupen. Tenemos todo pensado. No dejen que nadie les diga que de alguna manera Disney va a obtener una reducción de impuestos por esto. Van a pagar más impuestos como resultado de esto”.

La oficina del gobernador emitió entonces un comunicado indicando que “en un futuro próximo, propondremos una legislación adicional para autorizar distritos especiales adicionales de una manera que garantice la transparencia y un campo de juego uniforme bajo la ley”.

La derogación del distrito especial de Disney fue una adición sorpresa al período especial de sesiones de la Legislatura de la Florida, convocado por DeSantis para aprobar un mapa de modificación de distritos congresuales. El gobernador y los líderes de la Legislatura la añadieron en represalia por la abierta oposición de Disney a la ley de “Derechos de los Padres en la Educación”, también conocida como el proyecto de ley “No digas gay”.

Fitch cita la ambigüedad al poner la calificación de los bonos en ‘vista negativa ‘

Fitch reconoció que “no considera actualmente que la acción del estado sea un precursor de medidas de disolución similares o de interferencia en las operaciones de otros gobiernos locales”. Pero Fitch señaló que cuando las agencias de bonos determinan cómo calificar la fiabilidad de los bonos del gobierno de Estados Unidos, una consideración importante es el “respeto a los derechos de propiedad y la seguridad de los tenedores de bonos”.

Ya que la acción de la Florida "crea ambigüedad en torno a qué entidad o entidades pagarán finalmente a los tenedores de bonos", Fitch puso la calificación de los bonos de Reedy Creek en "vista negativa".

La designación es una señal para los inversionistas de que las calificaciones de la deuda del distrito, que oscila entre A y AA-, pudiera ser degradada, lo que pudiera aumentar el costo de capital del distrito, tanto para la deuda, el capital, y el impacto del precio en las acciones de Disney.

Fitch dijo el jueves que espera que el estado “en última instancia, trabaje con las varias partes interesadas para resolver la incertidumbre de una manera que garantice el pago oportuno de la deuda del RCID, con la reconstitución del distrito como una opción ofrecida específicamente en el proyecto de ley”.

Sin embargo, los expertos en derecho municipal advirtieron que desmantelar el distrito fiscal de Disney no será fácil porque la ley estatal requiere que cuando el distrito se disuelva, sus obligaciones de deuda, los ingresos fiscales, los activos y las responsabilidades serán transferidos a los Condados Osceola y Orange y las pequeñas ciudades de Lake Buena Vista y Bay Lake.

Según Fitch, el distrito tiene unos $79 millones en bonos de reembolso e ingresos por servicios públicos y unos $766 millones en bonos de impuestos ad valorem.

“Fitch cree que la mecánica de la implementación, incluyendo la transferencia de los ingresos prometidos a los tenedores de bonos, será complicada, aumentando la probabilidad de acciones de calificación negativa para los bonos pendientes de RCID”, dijo la alerta. “Además, ni el Condado Orange ni Osceola proporcionan el conjunto completo de servicios públicos y de emergencia que presta el RCID [Distrito de Mejora de Reedy Creek ]”.

Fitch dice que la disolución del distrito ‘vulnera potencialmente los derechos de los acreedores’

Fitch advirtió que, al disolver el distrito de Disney, el estado “potencialmente vulnera los derechos de los acreedores y puede violar el pacto del estado con los tenedores de bonos”.

Si la Legislatura da marcha atrás y vuelve a ratificar Reedy Creek antes del 1 de junio de 2023, o aprueba una “agencia sucesora”, “probablemente resultaría” en “preservar potencialmente los poderes operativos y fiscales que sustentan la solvencia de su deuda pendiente”, dijo Fitch.

“Por el contrario, una incertidumbre prolongada respecto a los procedimientos de disolución, los litigios u otros factores... pudiera llevar a bajar las calificaciones del RCID”.

La portavoz de DeSantis, Christina Pushaw, repitió el jueves la promesa de que habrá más detalles, pero no quiso responder a preguntas sobre si el estado abordará la incertidumbre cuando los legisladores se reúnan para un período especial de sesiones sobre los seguros de propiedad el 23 de mayo.

Pushaw escribió en Twitter, antes de la advertencia de Fitch: “Sobre el distrito especial de Reedy Creek: Disney pagará su parte justa de impuestos. Los floridanos, incluyendo los residentes de los Condados Orange y Osceola, no van a estar obligados a pagar. No caigan en otra mentira política partidista amplificada por los medios de comunicación. Más por venir...”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.