Advertencia: la segunda ola de coronavirus en Europa no será la última

LA NACION
·3  min de lectura

PARÍS.- El consejo científico que asesora al gobierno francés alertó que la segunda ola de coronavirus en Europa no será la última y predijo que le seguirán nuevos episodios "sucesivos durante el final del invierno" boreal y la primavera.

"Tenemos por delante muchos meses con una situación extremadamente difícil", previeron los especialistas en su último informe fechado el 26 de octubre y publicado este fin de semana.

Francia decretó un nuevo confinamiento, en vigor desde el viernes y hasta como mínimo el 1 de diciembre ante el agravamiento de la situación sanitaria. "Es muy difícil prever cuánto tiempo durará la segunda ola, puesto que depende del virus, de su entorno climático, de las medidas que serán tomadas para limitar la circulación del virus, de su aceptación y por tanto de su impacto", escribió el consejo científico.

¿Un presidente católico? Cómo ve Francisco las elecciones en EE.UU.

"Podemos barajar la hipótesis de una salida de la segunda ola a fines de año o principios de 2021. Esta salida deberá ir a la par con un nivel muy controlado de circulación del virus", agrega.

Pero más allá del éxito de las medidas aplicadas, estas probablemente "no bastarán para evitar otras olas", advirtió el consejo científico, que prevé posibles episodios sucesivos durante "el final del invierno y la primavera de 2021".

Más restricciones en Europa

Golpeados por el coronavirus, los países europeos reforzaron hoy sus restricciones, en especial hoy Alemania y Bélgica, no sin provocar el enojo de sus habitantes.

Los alemanes no estarán confinados en sus casas, pero bares, cafés y restaurantes deben cerrar, así como teatros, óperas y cines. "Una bofetada", según el mundo de la cultura tras el anuncio.

Portugal, que aplicará un nuevo confinamiento en el 70% del país desde el miércoles, anunció hoy que declarará el estado de emergencia sanitaria para poder aplicar medidas más restrictivas.

Bélgica, el país donde el virus circula más rápido en el mundo, el gobierno decidió un "confinamiento más severo" durante seis semanas. Todos los comercios no esenciales permanecerán cerrados desde este lunes y el teletrabajo vuelve a ser la norma. El primer ministro Alexander De Croo indicó que solo podrá invitarse a una persona en el domicilio.

En Bruselas, como en Francia y otras partes de Europa, este giro se justifica por la situación "crítica" en los hospitales.

Italia, el primer país del continente que impuso un confinamiento durante la primera ola, también se prepara para comunicar nuevas restricciones.

Las autoridades del cantón suizo de Ginebra decretaron por su parte el cierre de bares, restaurantes y comercios no esenciales ante la "severa agravación de la situación". Y Austria pasará a un confinamiento a partir del martes y hasta final de noviembre.

Turquía: rescatan a una niña de 3 años 65 horas después del sismo que dejó más de 80 muertos

En Gran Bretaña, el país que deplora el mayor número de muertos en Europa (46.555), el primer ministro Boris Johnson anunció un reconfinamiento desde el jueves hasta el 2 de diciembre.

Agencias AFP y DPA