Admiten subejercicio del 50% en obras en Veracruz

XALAPA, Ver., noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- A un mes que concluya el año, el secretario de Infraestructura y Obra Pública de Veracruz, Elio Hernández Gutiérrez, admitió que sólo han ejercido el 50 por ciento de su presupuesto total que ascendió a 2 mil 165 millones de pesos.

Al comparecer ante diputados locales para la glosa del Primer Informe de Gobierno del morenista Cuitláhuac García Jiménez, el funcionario reveló que durante este año ha celebrado solo 208 contratos, de los cuales 129 fueron por adjudicación directa por un monto de 387 millones.

Hernández Gutiérrez aseguró que "no le preocupa el subejercicio" en que pueda incurrir su dependencia, ya que confío que a más tardar el 20 de diciembre estará comprometido el 100 por ciento del recurso, aunque su ejecución se llevará a cabo hasta finales de marzo.

"Es así que tenemos un avance del 51 por ciento, respecto al presupuesto al corte, pero sin lugar a dudas, nuestro compromiso es alcanzar el 100 por ciento en Ios próximos días", manifestó.

Dijo que hasta ahora el monto contratado para infraestructura es de 445.6 millones de pesos; para obra pública 278.9 millones de pesos y para telecomunicaciones 21.5 millones de pesos.

También hay un monto contratado en firma, pendiente de registro, y que será direccionado para los rubros de infraestructura y obra pública, mismo que avalan Ias cantidades de 191.9 millones de pesos y 156.7 millones de pesos, respectivamente.

Legisladores denunciaron que muchas obras se han declarado "desiertas" para luego, asignar las obras a empresas foráneas provenientes de Guanajuato, Puebla, Querétaro, Pachuca, Ciudad de México, Guadalajara.

El diputado Gonzalo Guízar Valladares calificó como "cinismo" el decirle a los empresarios veracruzanos que no cumplieron con los requisitos e incluso, le advirtió que a muchos constructores se les dice que "no vas tú, va un poblano".

Acusó que las empresas que fueron beneficiadas de manera directa, muchas carecen de domicilios fiscales confiables, tienen historiales de fraude en otros estados y no tienen buena reputación en el ramo.

En su defensa, el funcionario se excusó en que las empresas "pasan un filtro" en la Secretaría de Finanzas, pero se argumentó que "todos somos mexicanos".

Además, dijo que se revisó si las empresas tienen experiencia, trabajan con calidad, y si cuentan con capital financiero y técnico, si no cumplen con esos requisitos también se descartan para recibir los contratos.

"No les vamos a dar la obra a alguien por dársela, pero si hay que darla, y tenemos un padrón de empresarios que son solventes, a ellos los invitamos o los designamos, y la mayoría son empresas veracruzanas, es una facultad que tiene la dependencia de reponer procesos o reasignar y van bien, son confiables, van a terminar las obras con la calidad y tiempo que pedimos".