Ex administrador de Miami testifica que la ciudad ‘tenía en la mira’ ciertos negocios de La Pequeña Habana

Alie Skowronski/askowronski@miamiherald.com

En un explosivo documento judicial recién publicado, un ex administrador de la Ciudad de Miami declaró bajo juramento que fue testigo de primera mano de que el comisionado de Miami Joe Carollo “dirigió” la aplicación del código contra negocios específicos en La Pequeña Habana con el fin de cerrarlos.

La nueva transcripción se dio a conocer como parte de una demanda que se abre paso en los tribunales federales, alegando que la Ciudad de Miami “desplegó una política deliberada” de acoso y cierre de un grupo de bares y restaurantes en La Pequeña Habana con los que Carollo tenía una disputa política. Otra demanda similar se maneja por separado en los tribunales federales.

Los abogados de la ciudad trataron de mantener la confidencialidad del testimonio del ex administrador Emilio González. En una orden emitida esta semana, la jueza del Tribunal Federal de Distrito Lissette Reid dictaminó que el testimonio no puede mantenerse en secreto.

Las demandas alegan que la supuesta persecución y los consiguientes cierres de negocios supusieron la pérdida de $27.91 millones en beneficios para las empresas.

No se devolvieron las llamadas a la administración de la ciudad de Miami, a la oficina del comisionado Joe Carollo y a la oficina de la abogada de la ciudad de Miami, Victoria Méndez, para este artículo. Para más información sobre esta historia, visite wlrn.org/news.

Daniel Rivero es reportero y productor de WLRN, el socio de noticias de The Miami Herald.