Administración de plasma de recuperados en adultos mayores con COVID-19 reduce gravedad: estudio

Newsweek México
·2  min de lectura

ADMINISTRAR plasma de pacientes recuperados a personas hospitalizadas por COVID-19 en las primeras 72 horas de la enfermedad reduce a la mitad el riesgo de cuadros críticos, informa un estudio liderado por el infectólogo argentino Fernando Polack y publicado por la revista The New England Journal of Medicine.

“Es una alternativa si un mayor de 65 años se infecta. Pero es como el seguro de salud, hay que tenerlo cuando uno está sano porque no hay tiempo para esperar a ver qué pasa: si estás mal el plasma no sirve”, explicó el científico Fernando Polack, que lideró la investigación.

También lee: Israel niega a los palestinos la vacuna contra COVID-19

De acuerdo con los resultados, “el estudio dice que en todos los pacientes la incidencia de la enfermedad grave bajó a la mitad”, indicó Polack.

“Tenemos claro que el plasma sirve en los primeros tres días de enfermedad, es decir, que tenés (un plazo de) 72 horas de síntomas para recibirlo”,dijo el científico a la Radio Con Vos.

Polack precisó que los resultados dependen de la cantidad de anticuerpos presentes en el plasma.

“Los mejores proveedores son los pacientes que fueron hospitalizados porque tienen más anticuerpos, y la gente que fue vacunada”, dijo al definir a estos últimos como “potenciales donantes privilegiados”.

No te pierdas: EMA recomienda a la UE autorizar la comercialización de la vacuna contra COVID-19 de Moderna

También comentó que en una sociedad desamparada frente al coronavirus estar vacunado es estar protegido y además Etener la posibilidad de donar plasma, que significa seis tratamientos para seis ancianos por cada persona que dona dos veces en un mes”.

El estudio incluyó a 200 donantes de plasma y 120 pacientes voluntarios; el científico ha señalado también que por ahora Argentina no cuenta con la capacidad de aplicar este tratamiento en su sistema de salud.

“Hoy no hay, es algo en construcción dentro del sistema público y privado. Hay que generar un arsenal (de plasma) que será un puente hasta que haya vacuna para la mayor parte de la población”, explicó Polack.

Cuando eso ocurra, “nada de esto va a tener importancia. Hay plasma para sarampión, varicela, hepatitis, nadie escucha eso porque hay vacuna”. N