Administraban una pescadería en Los Cayos, pero lo que olía feo eran sus fechorías a los pescadores

·2  min de lectura
CARL JUSTE/ CJUSTE@MIAMIHERALD.COM

Las autoridades arrestaron a dos residentes de Miami el viernes después que una investigación concluyó que ambos robaron $2.5 millones de una pescadería de Los Cayos de la Florida que administraban, así como a varios pescadores comerciales, informó la Policía del Condado Monroe.

Marianela Armenteros, de 44 años, y Yamir González Betancourt, de 53 años, fueron llevados al Centro de Detención del Condado Miami-Dade.

Los dos están acusados de pasar varios meses estafando y apoderándose del trabajo de otras personas en Stock Island.

Armenteros fue acusada de varios cargos de robo en gran cuantía, en tanto González Betancourt fue acusado de un cargo de robo en gran cuantía.

Los dos trabajaban en una pescadería ubicada en la cuadra 6000 de Peninsular Avenue propiedad de la empresa Valero-Duran Corp. Armenteros fungía como administradora general, y González Betancourt como asistente administrativo, dijo Adam Linhardt, portavoz de la policía de Monroe.

Armenteros registró miles de etiquetas de cangrejos y langostas a su nombre, en lugar de hacerlo a nombre de los pescadores comerciales, lo que impedía que los pescadores pudiesen pescar legalmente y beneficiarse de su trabajo, señaló Linhardt.

De igual modo, Armenteros registró a su nombre el barco de un pescador comercial sin el debido permiso, y, la pescadería perdió dinero, ya que los pescadores no pudieron vender sus productos a la compañía, dijo Linhardt.

Entretanto, González Betancourt saqueó a la pescadería vendiendo langostas directamente a los compradores en dinero en efectivo en vez de hacerlo a través de la pescadería, lo que le costó al negocio más de $100,000, de acuerdo con los investigadores.

A principios de 2021, el propietario de la pescadería y tres pescadores comerciales hablaron con la policía y le dijeron que Armenteros y González Betancourt estaban robando dinero de la compañía.

El viernes, a Armenteros se le fijó una fianza de $400,000 mientras que a González Betancourt se le fijó una de $100,000, apuntó Linhardt.

Por el momento se desconoce si alguno de los dos tiene representación legal. Ambos deberán ser llevados al Condado Monroe para enfrentar las acusaciones, agregó Linhardt.

Rafael García aparece como presidente de Valero-Duran Corp., localizada en 6011 Peninsular Avenue, según reportes de internet de la página web de la División de Corporaciones del Departamento de Estado de la Florida.

La dirección de García está en Miami, indica el reporte. El negocio también aparece con el nombre de Key West Fisheries en archivos estatales. El viernes, García no pudo ser localizado para saber qué tenía que decir al respecto. Las varias llamadas que se hicieron al negocio resultaron infructuosas.

Traducción de Jorge Posada

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.