Adidas quiere vender Reebok en una operación que podría movilizar más de US$1000 millones

LA NACION
·1  min de lectura

Unos 15 años después de haberla comprado, Adidas decidió poner a la venta la marca Reebok. La firma deportiva de origen alemán confirmó hoy que busca comprador para su filial de origen estadounidense, con el objetivo de que ambas avancen "de forma independiente".

Se trata de un cambio en la estrategia de negocios de la marca de las tres tiras, que busca reenfocar sus planes para competir con Nike en los Estados Unidos. Adidas había comprado Reebok en 2006 por unos US$3800 millones, pero esa decisión no tuvo los resultados esperados.

En aquel momento, la apuesta de la compañía fundada por Adolf Dassler fue incorporar Rebook a su portfolio para ampliar su oferta de productos y convocar a nuevos perfiles de consumidores. Sin embargo, la apuesta no funcionó.

"Reebok y Adidas serán capaces de cumplir con su potencial de crecimiento significativamente mejor de forma independiente", dijo el presidente ejecutivo Kasper Rorsted en un comunicado.

Según estiman fuentes del mercado, la operación de venta podría representar alrededor de US$1200 millones de dólares. Mientras tanto, Adidas comenzó el proceso formal para escindir Reebok, y anunció que a partir del primer trimestre de 2021 anunciará a la empresa como una firma discontinua.

El escenario del negocio de Reebok no atravesaba un buen momento. Según datos oficiales, las ventas en el tercer trimestre de 2020 a nivel global cayeron un 7% (US$488 millones), luego de haberse desplomado un 44% en el segundo trimestre, marcado por la imposición de cuarentenas y restricciones para intentar frenar los contagios de coronavirus.

Con información de AFP y Telam