ADEPA repudió el atentado contra Cristina Kirchner y pidió no vincular al periodismo con un hecho delictivo

·1  min de lectura
‎

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentina (ADEPA) reiteró este viernes su repudio al atentado que sufrió Cristina Kirchner, y rechazó las críticas de funcionarios y dirigentes oficialistas, quienes vincularon la tarea periodística con el ataque que sufrió la vicepresidenta.

“ No contribuyen a la paz social las manifestaciones de diversos dirigentes, e incluso de organismos estatales, en las que se intenta vincular, caprichosa y peligrosamente, la labor periodística con un hecho delictivo unánimemente repudiado ”, afirmó la entidad.

Al mismo tiempo, recordó una declaración anterior en la que había cuestionado la estigmatización de varios periodistas y trabajadores de prensa por parte del Gobierno. ADEPA señaló que en esa línea “se está alimentando una escalada de consecuencias imprevisibles”.

A lo largo de la jornada, desde distintos sectores oficialistas se puso en cuestión el rol de los medios de comunicación y se cuestionó su cobertura informativa. Por caso, la CGT acusó a “sectores de la política y los medios” por la violencia.

El ministro del interior, Eduardo de Pedro, fue más enfático en sus críticas. “No es un loco suelto: son tres toneladas de editoriales en diarios, televisión y radio”, afirmó.

En la movilización que se realizó Plaza de Mayo también se consignaron críticas. La actriz Alejandra Darín expresó que, desde hace varios años, “un sector minúsculo de la dirigencia política y de sus medios partidarios” repite discursos de odio.Nadie es individualmente responsable por las acciones de otros, pero quienes cedieron minutos de aire a los discursos de odio deberán reflexionar sobre cómo han colaborado para que lleguemos hasta esta situación”, agregó la artista.

El comunicado completo de ADEPA

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) reitera el enérgico repudio emitido anoche tras el grave atentado contra la vicepresidenta de la Nación, así como la exigencia de una efectiva y diligente investigación policial y judicial que permita el esclarecimiento total y definitivo de lo ocurrido.

Asimismo, reitera su condena absoluta a este y cualquier otro tipo de violencia que ensombrezca el ideal de convivencia política y diálogo ciudadano en la Argentina.

La paz social y el respeto por las libertades públicas constituyen las bases de la convivencia democrática. Por eso, ADEPA insta a todos los sectores de la sociedad y la dirigencia del país a empeñarse en favor de esta prioridad absoluta en las horas difíciles que vivimos.

No contribuyen a la paz social, las manifestaciones de diversos dirigentes, e incluso de organismos estatales, en las que se intenta vincular, caprichosa y peligrosamente, la labor periodística con un hecho delictivo unánimemente repudiado.

Como sostuvo ADEPA hace semanas, cuando con el pretexto de combatir discursos de odio se los promueve, apelando a la estigmatización de periodistas y medios, se está alimentando una escalada de consecuencias imprevisibles. La hora reclama responsabilidad y sabiduría, que hagan posible el diálogo dentro de un contexto de convivencia civilizado.