Adele ofrece un suculento banquete a todo el equipo de 'Saturday Night Live'

·2  min de lectura


La cantante Adele protagonizó una de las reapariciones públicas más esperadas del año el sábado pasado y en el programa de humor más popular de la televisión estadounidense, 'Saturday Night Live'. La intérprete realizó un monólogo francamente divertido en el que puso de manifiesto su carisma y su chispa cómica, así como esa espectacular pérdida de peso derivada del estilo de vida tan activo y saludable que abrazó meses atrás.
Una vez finalizadas todas las piezas que había que grabar de antemano, la estrella del pop no dudó en celebrar su exitosa incursión televisiva con todo el equipo de la producción de NBC, hasta el punto de que llamó por teléfono a su restaurante favorito de Nueva York, 'Negril Village', especializado en comida caribeña, para que trajera al estudio toda clase de suculentos manjares. En su caso, la artista optó por las opciones menos calóricas del menú y por cantidades ingentes del té japonés matcha, según informa el diario The Sun.
Fiel a su carácter extrovertido y sociable, la intérprete británica se lo pasó en grande charlando e interactuando con todos los miembros de la plantilla de 'SNL', con los actores, guionistas, productores y operarios del incombustible espacio nocturno. Agradecidos y muy entusiasmados, los empleados contribuyeron a su vez a que la velada acabara siendo una inolvidable y muy entretenida para la diva inglesa, quien por cierto lanzará un nuevo álbum a finales de este año o principios del que viene.
"Había muchísima comida para todo el mundo. Los platos de ensalada de mango y pollo 'jerk' jamaicano iban pasando de mano en mano sin que se avistara un final. Quedó claro que todos los trabajadores y Adele se divirtieron mucho tras una sesión de grabación que no pudo ir mejor. El equipo estaba encantado con Adele, y la verdad es que ella se sentía como en casa", ha revelado una fuente al mencionado periódico.