‘Adaptarse o morir’: Preparémonos para inundaciones, sequías y subida del nivel del mar

·4  min de lectura

Inglaterra debe prepararse para más inundaciones y sequías, la subida del nivel del mar y una mayor presión sobre el suministro de agua debido al cambio climático, según la Agencia de Medio Ambiente.

En una dura advertencia antes de las conversaciones sobre el cambio climático de la Cop26 en Glasgow, la agencia gubernamental afirmó que las medidas de adaptación para garantizar que el país sea resistente a los efectos ineludibles del cambio climático son ahora tan importantes como las medidas para reducir las emisiones de carbono.

La agencia advirtió que es inevitable que se produzcan más y peores eventos medioambientales, como inundaciones, escasez de agua y contaminación, ya que el mundo natural no puede adaptarse tan rápido como está cambiando el clima.

La presidenta de la Agencia de Medio Ambiente, Emma Howard Boyd, dijo que se trata de “adaptarse o morir”, advirtiendo que Inglaterra se enfrentaría al tipo de inundaciones mortales vistas en Alemania este verano si el país no se preparaba.

Howard Boyd también dijo que, a pesar de la intención del gobierno del Reino Unido de centrarse en la adaptación en Cop26 el próximo mes, el tema corría el riesgo de ser “gravemente subestimado” por el mundo en general.

En un sombrío reporte entregado al gobierno de Boris Johnson, el organismo público afirmó que las defensas tradicionales contra las inundaciones no podrán evitar todas las inundaciones y la erosión costera en toda Inglaterra.

El crecimiento de la población y el cambio climático también aumentarán la demanda de agua, lo que significa que, si no se toman más medidas entre 2025 y 2050, se necesitarán más de 3.400 millones de litros de agua extra al día para resistir el suministro público de agua.

El reporte de la agencia advierte que con 35,6 Fahrenheit (2 grados centígrados) de calentamiento global -por debajo del nivel de calentamiento para el que el mundo está actualmente en curso- las precipitaciones invernales de Inglaterra aumentarán alrededor de 6%, pero las precipitaciones de verano disminuirán 15% para la década de 2050.

El estudio, además, predijo que, con 35,6 Fahrenheit (2 grados centígrados) de calentamiento, el nivel del mar de Londres podría aumentar entre 23 y 29 centímetros para la década de 2050, y unos 45 centímetros para la década de 2080. El nivel del mar podría subir 78 centímetros en la década de 2080 si las temperaturas globales se disparan más allá de los 35,6 Fahrenheit (2 grados centígrados).

La Agencia de Medio Ambiente afirmó que está trabajando con el gobierno, las empresas y las comunidades para aumentar la protección contra las inundaciones, y con el organismo de control Ofwat para garantizar en el suministro de agua.

El organismo público también se centra en la restauración y creación de turberas, humedales y otros hábitats para crear lugares resistentes para la vida silvestre, reducir el riesgo de inundaciones, mejorar la calidad del agua y mejorar el acceso a los espacios verdes para las personas.

Howard Boyd dijo: “La crisis climática es global, pero sus impactos están en tu pueblo, en tu tienda, en tu casa. La acción de adaptación debe ser integral para el gobierno, las empresas y las comunidades, y la gente pronto se preguntará por qué no lo es”.

La funcionaria añadió: “Aunque la mitigación puede salvar el planeta, es la adaptación, la preparación para las crisis climáticas, la que salvará millones de vidas. Elegir una cosa en lugar de la otra sobre la base de un simple cálculo de lo uno o lo otro es como decirle a un pájaro que solo necesita un ala para volar”.

El responsable de la Agencia de Medio Ambiente afirmó que al país “se le está acabando el tiempo” para introducir medidas de adaptación eficaces, y añadió: “los impactos climáticos significativos son inevitables. Podemos afrontar con éxito la emergencia climática si hacemos las cosas bien”.

Las advertencias del tercer reporte de adaptación de la Agencia de Medio Ambiente se producen mientras los laboristas instan al primer ministro británico a “empezar a ser un hombre de Estado” o a arriesgarse a fracasar en la Cop26.

Según el partido de la oposición, Johnson no se ha tomado la cumbre con la suficiente seriedad ni ha sido lo suficientemente “sincero” con la opinión pública británica sobre la escala de acción necesaria para hacer frente a la crisis climática.

El secretario de Estado laborista, Ed Miliband, en un discurso que pronunciará el miércoles, se referirá a la decisión de Johnson de tomarse unas vacaciones antes de las negociaciones: “Es hora de que el primer ministro se pare de su hamaca, sea un estadista y haga de Glasgow el éxito que necesitamos”.

Relacionados

COP26: calendario completo de eventos durante la conferencia climática de la ONU del 2021

El cambio climático es la mayor amenaza para la salud de la humanidad, advierte la OMS

El papa no irá a conferencia climática de la ONU en Glasgow

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.