El extraño caso de Adam Rainer: el único humano considerado tanto enano como gigante

Miguel Artime
·4  min de lectura
Diversas imágenes de Adam Rainer a lo largo de su vida. En la central se aprecia la curvatura de su columna y los rasgos de la acromegalia. (Crédito imagen: blog.pedulisehat.id).
Diversas imágenes de Adam Rainer a lo largo de su vida. En la central se aprecia la curvatura de su columna y los rasgos de la acromegalia. (Crédito imagen: blog.pedulisehat.id).

Me gusta escribir acerca de rarezas médicas. Son esa clase de asuntos que despiertan fascinación de forma casi generalizada. ¿Cuestión de morbo? Yo siempre he preferido pensar que a la gente le gusta leer sobre estas historias porque les hacen sentirse menos desgraciados. En cierto modo, uno se siente reconfortado cuando ve que las cosas horribles le pasan a otro, ya sabéis.

En fin, hoy voy a hablaros del extraño caso de un austriaco llamado Adam Rainer que nació en 1899 de padres que tenían una estatura convencional. Esto conviene aclararlo porque nuestro protagonista ha pasado a la historia por ser el único ser humano catalogado como enano y como gigante.

Me explico. El bueno de Rainer, que por cierto nació en Graz (la segunda ciudad más poblada del país tras Viena) comenzó siendo una persona muy bajita. No me refiero a la infancia claro, por ahí pasamos todos, sino a edades próximas a la mayoría de edad.

No es que tuviera acondroplasia (como Peter Hayden Dinklage) pero para que os hagáis una idea, cuando su país - por aquel entonces parte del imperio austrohúngaro - entró en guerra en 1914, Rainer intentó alistarse sin éxito. Los quintos debían medir al menos 1,50 metros, pero nuestro pequeño Adam no dio la talla ya que con 16 años apenas medía 1,38 m.

Peter Dinklage actor que nació con acondroplasia, lo cual no le ha impedido triunfar a lo grande. (Crédito imagen Wikimedia Commons).
Peter Dinklage actor que nació con acondroplasia, lo cual no le ha impedido triunfar a lo grande. (Crédito imagen Wikimedia Commons).

Sabemos que volvió a intentarlo a la edad de 19 años, aprovechando que había dado un pequeño estirón, pero su estatura de 1,43 m seguía siendo insuficiente. Así pues, en tiempos de la Primera Guerra Mundial, nuestro protagonista se libró de la contienda por ser considerado un enano.

Extrañamente, Rainer solo era corto en estatura, porque tenía manos y pies extraordinariamente grandes en comparación. Los informes médicos de la época en que intentó alistarse por primera vez indican que calzaba un 43. Para cuando lo intentó por segunda vez tres años más tarde, calzaba una “alucinante” talla europea del 53. (Para ponerlo en perspectiva, digamos que la estrella nacional de basket Pau Gasol calza un 50, una talla considerada normal si tenemos en cuenta sus 2,15 m de estatura).

Luego, de forma repentina, sus problemas de estatura comenzaron a complicarse al cumplir 21 años. Con esa edad, en la que los cuerpos se consideran “finalizados” a efectos de crecimiento, Rainer inició un estirón alucinante que tendría consecuencias muy perniciosas en su salud.

Durante la siguiente década, pasó de medir 1,47 m a medir 2,34 m. Eso son 87centimetros de diferencia a una edad en la que como digo, las personas sanas hace tiempo que alcanzaron su estatura definitiva. Estaba claro que algo extraño le pasaba al joven austríaco, ya que no solo creció en estatura, sino que comenzó a sufrir una curvatura espinal muy severa.

Imagen del fallecido actor Mattew McGrory, quien padecía un extraño caso de acromegalia, en su recordado papel en "Big Fish". (Crédito imagen: Fundacionadecco.org).
Imagen del fallecido actor Mattew McGrory, quien padecía un extraño caso de acromegalia, en su recordado papel en "Big Fish". (Crédito imagen: Fundacionadecco.org).

Entre 1930 y 1931 Rainer fue examinado por los doctores A. Mandl y F. Windholz, que descubrieron que sufría un mal llamado acromegalia provocado por un tumor benigno localizado en la glándula pituitaria. Este tumor, provocaba una sobreproducción de la hormona del crecimiento (la misma con la que fue tratado Lionel Messi de su problema de estatura cuando llegó de niño a Barcelona).

La acromegalia, fue la responsable así mismo de la extraña apariencia que fue adquiriendo Rainer, cuyo frente y mandíbula se fueron haciendo más prominentes, al tiempo que sus labios se fueron haciendo más gruesos, lo cual servía para ocultar unos dientes cada vez más separados entre sí.

Los citados doctores Mandl y Windhold decidieron operar a Rainer para intentar extirparle el tumor que le había llevado a crecer tan exageradamente en una década. Lo lograron solo en parte, ya que efectivamente su estatura se estabilizó pero la curvatura de su columna vertebral seguía incrementándose, lo que daba a entender que el crecimiento no se había detenido del todo.

En adelante la salud de Rainer siguió deteriorándose. Perdió la visión del ojo derecho y comenzó a experimentar problemas auditivos en su oído izquierdo. Con el tiempo, la curvatura de su columna vertebral se hizo tan pronunciada que acabó confinado a una cama.

Murió en 1950 midiendo 2,34 centímetros. Todo un contrasentido teniendo en cuenta que no fue la guerra por no dar la talla (tal vez por fortuna para él). A día de hoy, es el único hombre en la historia que ha sido clasificado tanto como enano como gigante.

¡Curioso! ¿Verdad?

Me enteré leyendo Businessinsider.

Otras historias que te pueden interesar: