Acusan en Oaxaca "revancha política" por suspender apoyos para maíz

OAXACA, Oax., enero 15 (EL UNIVERSAL).- Integrantes de la Asociación para el Fomento y Desarrollo de los Pueblos de Oaxaca (Afodepo) beneficiarios del programa Proyecto de cultivo de maíz para grano, suspendido por la Secretaría de Fomento Agroalimentario y Desarrollo Rural (Sefader) del gobierno estatal tras detectar "inconsistencias", acusaron que se trata de una revancha política por haber acompañado otro proyecto político en las pasadas elecciones a gobernador.

Los campesinos señalan también a funcionarios públicos de acosarlos en sus comunidades, acusándolos de no haber comprobado los apoyos recibidos y otros señalamientos que afirman son infundados.

Apenas era la primera semana de enero cuando el gobierno de Salomón Jara anunció que suspendería la entrega de más de 3 millones de pesos, correspondientes a la segunda ministración de los recursos al Comité de Proyecto de cultivo de maíz para grano, que beneficia a las localidades de Nazareno Etla, San Pedro Ixtlahuaca, San Lorenzo Cacaotepec, Santa María Chilchotla y San Lucas Ojitlán.

Lo anterior, argumentó, debido a "irregularidades en la integración de los expedientes técnicos y falta de comprobación", así como la violación e incumplimiento de las cláusulas de los Convenios de Concertación mediante los cuales fueron autorizados un total de 6 millones 264 mil pesos.

Según la dependencia, las anomalías incluyen que beneficiarios "no reconocen haber recibido de forma completa los insumos que forman parte de este programa", como fertilizantes, herbicida, plaguicida y semilla de maíz, debido a la intermediación de su representante de la Afodepo.

También argumenta que se encuentran alteradas las firmas de autorización para las trasferencias bancarias del pago de los insumos y que al efectuar el cotejo de la documentación, se observó que existen inconsistencias en el padrón de nombres, en los comprobantes de domicilio y constancias de posesión de cada uno de los predios.

Además, se encontraron alteraciones en las cotizaciones de los insumos y en los "documentos parcelarios", que no fueron expedidas por órganos comunitarios. Por todo ello, informó que se procedió a dar parte a la Secretaría de Honestidad, Transparencia y Función Pública, para que "determine las responsabilidades administrativas que haya lugar".

Sobre las acusaciones, Mauro Cruz Cruz, líder de la Afodepo, organización vinculada al PRI, asegura que la decisión del gobierno emanado de Morena tiene un trasfondo político y rechaza que haya anomalías en la documentación y comprobación de recursos, pues señala que el programa está blindado en las reglas de operación. Y que la organización lleva 15 años que la respaldan.

"Fue un tema político. Las campañas ya pasaron, no coincidimos en el tema de los partidos", dado que la organización respaldó a Alejandro Avilés (PRI), quien perdió la elección ante el ahora gobernador Salomón Jara, de Morena, indica.

Acorde con el padrón del programa, en las cinco comunidades suman 589 campesinos que resultan afectados por la decisión de no entregar la otra mitad del presupuesto, la mayoría concentrados en San Lucas Ojitlán, en la Cuenca del Papaloapan (200) y Santa María Chilchotla, en la Cañada (120). En las comunidades de los Valles Centrales las tres poblaciones tienen 100 o menos beneficiarios: San Lorenzo Cacaotepec, con 100; Nazareno Etla con 89 y San Pedro Ixtlahuaca con 80.

Acusan hostigamiento

Para el dirigente de Afodepo, la muestra de que es un tema político está en que tras solicitar diálogo con el gobierno estatal serán atendidos por Jesús Romero, secretario de Gobierno, y no por el titular de la Sefader, Víctor Díaz, pero sobre todo que funcionarios de esa dependencia han acudido a hostigar a los campesinos integrantes del comité en algunas de las comunidades, como San Lucas Ojitlán.

"Vinieron a amenazarlos, a acusarlos de que ya habían recibido todos los recursos. Lo vemos como revanchismo".