Acusan a Morena de pensar en elecciones antes que en Covid

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- El senador Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI) dijo que el presidente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, "dio muestra de desprecio absoluto a la población, a sus sentimientos y necesidades, en estos momentos, al estar hablando de elecciones, integrando alianzas, cuando llevamos más de 20 mil muertos por la pandemia".

Alfonso Ramírez Cuéllar aseguró a EL UNIVERSAL, en su edición de este viernes, que Morena ganará las 15 gubernaturas que se disputarán en las urnas el año próximo, así como la mayoría de la Cámara de Diputados y de los congresos estatales.

El proceso electoral ni siquiera ha arrancado, así que a Ramírez Cuéllar hay que decirle "que mejor que espere a ver cómo salimos de esta epidemia que adelantar resultados".

El senador por Yucatán, único priista que ganó el escaño en elección de fórmula electoral, en 2018, lamentó que el presidente de Morena maneje una estrategia electoral, en fase de contagios de coronavirus SARS-CoV-2, de una pandemia que además de enfermos y fallecimientos ha sido origen de que 12 millones de trabajadores estén desempleados.

"Lo que brilla por su ausencia son las respuestas del gobierno que representa Ramírez Cuéllar desde su partido", el cual tiene todo el derecho de sentirse optimista, aunque necesita partidos acompañantes.

Dijo: "Si tanta seguridad tiene, ¿por qué necesita en plena epidemia cuando la gente está preocupada por qué va a comer mañana, él esté viendo cómo arreglarse con dos partidos cuya característica es no ir solos, sino sumarse según las circunstancias".

Rechazó la afirmación del morenista Ramírez Cuéllar de que el Presidente ha enfrentado la emergencia sanitaria con mucha responsabilidad y "mucha calidez".

Al contrario, dijo Ramírez Marín en entrevista telefónica, "ha habido total falta de estrategia en materia de salud, no les ha preocupado quien o cuantos mueran, quien y cuantos se contagien. Por eso México ocupa deshonrosos primeros lugares en personal de salud contagiado, en número de contagios, en falta de realización de pruebas y, finalmente, en índices de mortandad".

En lo económico, hay cero medidas que favorezcan el empleo, peor hay una estrategia de aumentar el subsidio a personas, pero nada que ver con la productividad.

Comentó que en sus recorridos en Yucatán pregunta a la gente si prefiere una tarjeta para recibir dinero o un empleo donde pueda cobrar cada 15 días.

"No encuentro a nadie que prefiere la tarjeta. La gente quiere empleos reales".

La estrategia que tienen es repartir dinero para tratar de ganar más clientes, y el hecho de que la gente caiga en estado de pobreza y necesite apoyos, dice mucho de la clase de gobierno que hacen, señaló Ramírez Marín. "Si la pandemia les cayó como anillo al dedo, para la gente es una desgracia".