Acusan a militares 20 testigos de Guerreros Unidos

Manuel Espino

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 30 (EL UNIVERSAL).- Las acusaciones contra el general José Rodríguez Pérez; el capitán José Martínez Crespo, y el sargento Eduardo Mota Esquivel, por el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, están basadas en declaraciones de más de 20 testigos de identidad reservada, entre ellos Juan, identificado como Gildardo López Astudillo, alias El Gil, lugarteniente del grupo criminal Guerreros Unidos.

Se trata de los testigos Azul, Samuel, Juan, Carla, Moisés, Damián, William, Aldeano, 1.2.A, LUGA, ANCA, AMF, EDD, JEGM, EDG, FJJD, Espejo, Gerardo, DFM, Santiago, Jorge y El Terco, todos integrantes de la organización delictiva Guerreros Unidos.

De acuerdo con el auto de formal prisión que el juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, Enrique Beltrán Santes, dictó contra los militares Rodríguez Pérez, Martínez Crespo y Mota Esquivel, por los delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada, el testigo Neto declaró en febrero de 2021 que formó parte del mencionado grupo delincuencial trabajando directamente con alias El Pato.

Aunque aseguró que "no tuvo acceso a reuniones ni a conocer a muchas personas, pues estaba en un nivel muy bajo... sabía que había personas, militares y de la policía que trabajaban con la organización [Guerreros Unidos] para darles libre paso…".