Acusan a una madre de acogida de abusos a un niño latino que acabó en coma

·2  min de lectura

Los Ángeles, 9 nov (EFE).- Una mujer que estaba al cuidado temporal de un niño latino de 4 años en Los Ángeles fue arrestada y acusada de agredir al pequeño, que se encuentra en estado de coma, informó el Departamento del Alguacil de Los Ángeles (LASD).

La historia salió a la luz después que los familiares del niño, identificado como Francisco, y su abogado denunciaron este lunes que la madre de acogida había golpeado al pequeño, que estaba al cuidado del Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado (DCFS), junto con su hermano de 2 años.

Tras la denuncia a la prensa, el LASD emitió un comunicado en donde explicó que la investigación comenzó el pasado 28 de octubre cuando detectives respondieron a un llamado de emergencia al hogar de crianza.

Al llegar a la residencia, los agentes encontraron al pequeño de 4 años gravemente herido y tuvo que ser ingresado en una unidad de cuidados intensivos de un hospital de Los Ángeles.

Gabriela Casarez, de 26 años, que estaba a cargo del niño como madre de acogida, fue arrestada el 29 de octubre bajo sospecha de abuso infantil.

La mujer fue acusada de varios cargos de abuso infantil, según la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles.

Casarez permanece bajo custodia con una fianza de 1,2 millones de dólares.

Durante una conferencia de prensa este lunes, los familiares del pequeño dijeron que el DCFS dispuso en abril pasado que el niño y su hermano debían estar en un hogar de crianza bajo custodia del estado.

María Jacinto, la tía de los niños, dijo a la prensa que están pidiendo “justicia y transparencia” en el caso después que pasaran más de 10 días del suceso y que no les hubieran dado detalles sobre la investigación.

En este sentido, el abogado de la familia, Michael Alder, dijo que “hay pruebas claras de que Francisco fue torturado y golpeado hasta que entró en coma”.

El jurista añadió que está preparando para presentar una queja legal contra el condado de Los Ángeles exigiendo una investigación. También desean saber dónde y en qué condiciones se encuentra el hermanito de la víctima de 2 años.

Las autoridades de DCFS no comentaron sobre el caso argumentando sus reglas de privacidad.

DCFS ha estado en la mira del público tras la tortura y muerte en 2013 de Gabriel Fernández, de 8 años. Un jurado halló a Isauro Aguirre, novio de la madre del pequeño, culpable de asesinato en primer grado por la muerte del menor y fue condenado a muerte.

La madre del niño, Pearl Fernández, se declaró culpable y evitó así la pena capital y fue condenada a cadena perpetua.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.