Acusan a jugador de NFL, 'Shady' McCoy, de agredir brutalmente a su exnovia

El jugador de la NFL, LeSean ‘Shady’ McCoy, fue acusado de haber cometido un ataque de violencia doméstica a su exnovia, Delicia Cordon.

Los hechos sucedieron y fueron denunciados este martes después de la publicación en redes sociales de unas duras imágenes en las que Cordon aparece con el rostro desfigurado en a cama de un hospital. La fotografía fue obtenida por la revista PEOPLE y se puede observar a la diseñadora cubierta en sangre tras ser agredida a las 3 am del martes mientras dormía en la casa que comparte con el jugador de los Buffalo Bills.

“La señora Cordon fue asaltada físicamente en su casa por un hombre que entró en la vivienda sin haber forzado la puerta”, sostuvo un comunicado difundido a People por la compañía legal que representa a Cordon. “Sufrió múltiples heridas sustanciales en su cabeza, su cara y sus brazos durante el ataque”.

La imagen fue publicada originalmente publicada en Instagram por Mia Michell Boykin, quien afirmó ser amiga de Cordon. Junto a la imagen escribió el siguiente texto:

“¡No puedo creer que le hayas hecho esto a mi mejor amiga! ¡Tu Karma será tan real! El mundo debe saber qué tipo de animal eres realmente.”

La publicación fue borrada tras acusar también a McCoy de agredir a su perro hasta provocarle un “problema en un riñón”, y a su hijo pequeño, “por pequeñas cosas como hacer pis en la cama, además de su uso de drogas”.

Todos los hechos fueron negados por McCoy a través de una nota publicada en Instagram.

“Para su conocimiento, estas reclamaciones sin base y ofensivas contra mí son totalmente falsas. No tuve ningún contacto directo con ninguna de las personas involucradas durante meses”.

La pareja formada por McCoy y Cordon rompieron su relación hace un año y actualmente están envueltos en una batalla legal según publicó The New York Times. El deportista intentó desahuciar a su exnovia y sus hijos de la casa en la que ambos viven. De hecho, estaba previsto que comparecieran este martes pero debido al incidente, la vista se pospuso hasta el 14 de agosto.

No es la primera ocasión en la que McCoy acaparó portadas por su conducta más allá de los aspectos deportivos. En 2016, fue acusado de agredir a dos policías que no estaban de servicio en un bar del área de Filadelfia. En 2013, una mujer le denunció por inmovilizarla y derramar bebida sobre ella.

Desafortunadamente, tampoco es la primera vez que un deportista es acusado de violencia doméstica. El exjugador de los Houston Astros de la MLB, Danry Vasquez, agredió en 2016 a su exnovia de manera brutal en unas imágenes grabadas por la cámara de seguridad del edificio que dieron la vuelta al mundo y acabaron con su carrera en la liga de béisbol estadounidense. Ray Rice también vio su carrera truncada por culpa de otro caso de violencia doméstica en 2014.