Acusan de intento de asesinato a sujeto enojado por ‘yuppies con perros’ a quienes lanzó su camioneta

Katherine Rosenberg-Douglas, Chicago Tribune
·3  min de lectura

Se presentaron cargos de intento de asesinato contra el conductor de una camioneta que supuestamente se salió de la carretera para meterse a un área de picnic, porque estaba enojado con los “yuppies con perros” que convivían en el espacio, en Logan Square el sábado, dijo la policía de Chicago.

Tim Nielsen, de 57 años, de la cuadra 2400 N. Campbell Ave., fue acusado de cuatro cargos de intento de asesinato en primer grado, anunció la policía de Chicago el lunes por la mañana.

La policía dijo que Nielsen fue arrestado poco después del ataque, en el que “intencionalmente saltó una acera en su vehículo y condujo hacia un grupo de peatones reunidos para un picnic”, según el comunicado.

Una mujer de 42 años quedó atrapada brevemente debajo del Ford F-150 rojo y resultó gravemente herida, según la policía y los bomberos. Fue dada de alta del hospital el domingo por la mañana, dijo al Tribune su amigo Rob López, quien también fue testigo del ataque.

El grupo de unas 10 personas se había reunido en el camellón de la cuadra 2900 W. Logan Boulevard, alrededor de las 5:15 p.m., cuando algunos de los presentes dijeron que un automovilista comenzó a gritarles y se produjo una discusión. Los miembros del grupo que fue atacado dijeron que el conductor se había enojado por la presencia de “yuppies con perros”.

López dijo que el hombre también gritó comentarios anti-asiáticos a una persona antes de lanzar la camioneta contra ellos.

Nick Lau, de 33 años, residente de Logan Square, le dijo al conductor que “sus comentarios no solicitados no eran bienvenidos” y lo saludó con desdén con la mano.

En ese momento, dijo López, el hombre le gritó “malditos asiáticos” a Lau, que es asiática.

El comentario intensificó la discusión y el hombre apretó el acelerador, saltó su camioneta sobre la acera y se estrelló contra el picnic, atropellando y atrapando a la mujer, dijeron testigos. Una mujer embarazada también estaba cerca y evitó por poco ser golpeada. El grupo dijo que una hielera Yeti se alojó debajo del camión, evitando que acelerara más y posiblemente ayudando a minimizar la gravedad de las lesiones de la mujer, dijeron testigos.

Lau dijo que no escuchó o no podía recordar el supuesto comentario racial, pero dijo que inicialmente no era antagonista con el hombre, simplemente quería que se fuera.

Nielsen no fue acusado de crimen de odio, algunos miembros de la comunidad pensaron que habría sido apropiado.

En un comunicado emitido el domingo, Josina Morita, presidenta del Caucus Asiático Americano de Illinois, dijo: “Necesitamos el liderazgo de la alcaldesa (Lori) Lightfoot y la acción inmediata del Departamento de Policía de Chicago para combatir el aumento del odio anti-asiático y proteger a los asiáticos americanos, y todas las comunidades”.

Un estudio reciente realizado por grupos de monitoreo ha mostrado un aumento en los crímenes de odio contra los asiáticos en las ciudades de EEUU, quizás impulsados por el origen de COVID-19 en China, y provocando preocupación y protestas por parte de los estadounidenses de origen asiático y sus aliados, como el que tuvo lugar el domingo en Uptown.

Una “manifestación interreligiosa” para denunciar el racismo y los crímenes contra los asiático-americanos y los isleños del Pacífico, comúnmente abreviada como AAPI, fue organizada por líderes de varias comunidades religiosas.

Mayo es el mes de la herencia de los asiáticos americanos y de las islas del Pacífico.

kdouglas@chicagotribune.com

Twitter @ 312BreakingNews

Este texto fue traducido por Leticia Espinosa/TCA