Acusan de homicidio a un actor porno que mató a un fotógrafo con veneno de sapo

·2  min de lectura
La resolución puede ser recurrida, y establece un plazo de diez días para que la Fiscalía y el resto de las acusaciones formulen sus conclusiones y pidan la apertura de juicio oral
EL TIEMPO/GDA

El conocido actor y productor español de cine para adultos, Nacho Vidal, fue procesado por homicidio imprudente por la muerte del fotógrafo de moda José Luis Abad, a causa del veneno de un sapo durante un ritual celebrado en 2019.

El episodio, que terminó con la muerte de Abad, sucedieron en una vivienda de Enguera, en Valencia, propiedad del actor. Según el informe judicial, “actuaba como director” de esa práctica o rito, “dada la experiencia que él mismo tenía en ello, y fue quien presuntamente proporcionó la sustancia que inhaló el fallecido”, sin controlar la cantidad suministrada.

La escalofriante predicción de Stephen Hawking sobre el fin de la humanidad

El actor, nacido en 1973 y cuyo nombre real es Ignacio Jordà González, quedó en libertad provisional en junio de 2020 tras declarar en el juzgado, donde aseguró que el hecho fue un accidente y negó ser un chamán o ejercer como tal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La magistrada de Valencia encargada del caso consideró que la víctima murió a causa de una reacción adversa a determinadas drogas, después de participar en una “práctica, rito o experiencia espiritual o mística” consistente en inhalar el humo de la combustión de las escamas del comúnmente conocido como “veneno del sapo bufo”.

MasterChef Celebrity: la noche de furia de Donato de Santis

“Ante un pretendido ritual que resultó irracional, temerario y peligroso, el actor actuó sin ningún tipo de rigurosidad ni se anticipó a los riesgos que finalmente se produjeron”, consideró la jueza, según informó el Tribunal Superior de Justicia de la región valenciana. Además, sostuvo que no es “de ningún modo admisible” que la metilbufotenina (el compuesto presente en el veneno del sapo de la especie bufo alvarius) pueda denominarse medicina, sino que se trata de una sustancia “no sometida a ningún control sanitario”.

El día en que el príncipe Carlos estalló de bronca e insultó a un periodista

La resolución puede ser apelada, y establece un plazo de diez días para que la Fiscalía y el resto de las acusaciones formulen sus conclusiones y pidan la apertura de juicio oral, soliciten el sobreseimiento o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias.