Acusan a ex rehén canadiense de agresión sexual

Por ROB GILLIES
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 31 de octubre de 2017, el canadiense Joshua Boyle habla con los medios de comunicación tras llegar al Aeropuerto Internacional Pearson en Toronto. Boyle, liberado recientemente junto con su esposa estadounidense y sus hijos tras años de estar retenido como rehén en Afganistán, ha sido arrestado y enfrenta al menos una decena de cargos, incluido el de agresión sexual, dijo su abogado el martes 2 de enero de 2018. (Nathan Denette/The Canadian Press vía AP)

TORONTO (AP) — Un canadiense liberado recientemente junto con su esposa estadounidense y sus hijos tras años de estar retenido como rehén en Afganistán ha sido arrestado y enfrenta al menos una decena de cargos, incluido el de agresión sexual, dijo el martes su abogado.

El abogado Eric Granger indicó que a Joshua Boyle también le han sido fincados cargos de agresión y reclusión forzada.

Boyle, su esposa Caitlan, y sus tres hijos fueron rescatados el año pasado en Pakistán, cinco años después de que la pareja fuera secuestrada por un grupo extremista vinculado al Talibán mientras realizaba un viaje con mochila al hombro en el vecino Afganistán. Los niños nacieron en cautiverio.

Se programó una audiencia sobre el caso para el miércoles en Ottawa, pero el abogado dijo que Boyle se encuentra detenido y no acudirá en persona.

La policía de Ottawa declinó comentar al respecto. Granger dijo que aún no ve los documentos de la corte.

“Se presume que el señor Boyle es inocente. Nunca se ha metido en problemas anteriormente. Aún no se proporciona evidencia, lo cual es típico en esta etapa tan temprana. Esperamos recibir la evidencia y defenderlo contra estos cargos”, afirmó Granger en un correo electrónico.

Una prohibición para publicar detalles del caso no autoriza reportar ninguna información que pudiera identificar a las presuntas víctimas o testigos.

En una declaración al Toronto Star, la esposa de Boyle escribió: “No puedo hablar sobre los cargos específicos, pero sí puedo decir que a fin de cuentas son la tensión y el trauma que fue obligado a soportar durante tantos años y los efectos que eso tuvo en su estado mental los que principalmente tienen la culpa de esto”.

“Obviamente, él es responsable de sus propias acciones”, agregó ella, “pero es con compasión y perdón que digo esperar que puedan hallarse ayuda y curación para él. En cuanto al resto de nosotros, yo y los niños, estamos sanos y nos mantenemos firmes lo mejor que podemos”.

La familia se reunió con el primer ministro Justin Trudeau en las oficinas del líder el mes pasado.

Boyle le dijo a The Associated Press en octubre que su esposa había sido hospitalizada en Ottawa, pero no especificó por qué fue trasladada al hospital.

“Mi esposa ha pasado por un infierno, y en estos momentos ella tiene que ser mi primera prioridad”, escribió Boyle en ese entonces.

Boyle también le dijo a la AP que él y su mujer decidieron tener hijos a pesar de estar en cautiverio porque siempre planearon tener una familia grande.