Acusan a diputada por cierre de bar en Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., julio 30 (EL UNIVERSAL).- Tras el cierre de un bar en la ciudad de Oaxaca, por presuntas actividades ilícitas, integrantes del Consejo de Bares, Antros y Restaurantes A. C. ofrecieron una rueda de prensa para señalar que los hechos los desencadenó una riña en la que participaron hijos de la legisladora por Morena, Concepción Rueda, a quien señalan de "tráfico de influencias" para clausurar el lugar.

Durante la conferencia los empresarios, dueños y directivos del Bar Tattoo, que fue cerrado hace unos días, expusieron que el 25 de julio, cuando el bar ya estaba cerrado al público, un vendedor de chicles comenzó una riña con dos personas a las afueras del bar.

Los protagonistas de la riña, reiteraron, son los hijos de la legisladora Concepción Rueda, quienes denunciaron al bar por lesiones, tras la pelea.

El bar, insistieron, por la injerencia de la legisladora fue acordonado por la Fiscalía. Cabe mencionar que información difundida en medios locales sobre la situación del bar, apunta que durante el cateo que se realizó días despues de la pelea, fueron hallados estupefacientes en el interior del inmueble. Como resultado de la riña, los jóvenes que denunciaron se encuentran recibiendo atención hospitalaria.

Por su parte, administradores del bar negaron que sea su personal el que haya participado en el hecho violento. Sin embargo, dijeron que si se comprueba que algún integrante de su plantilla laboral está involucrado, no se oponen a que sea sancionado.

Por su parte, EL UNIVERSAL contactó a dos personas que aseguraron haber sido golpeadas, en hechos aislados al ya mencionado, por el presunto personal de seguridad del Tattoo Bar, que fue cerrado recientemente.

Los hechos sucedieron la semana pasada, cuando ambos clientes fueron golpeados con objetos contundentes en el rostro, los cuales causaron lesiones que tuvieron que ser atendidas médicamente.

Tras haber sido golpeados sin razón aparente, señalaron. Los agresores fueron capturados y llevados ante las autoridades, pero liberados horas después. En tanto, la gerente del lugar, identificada como Zithlalic Vargas, desconoció a los agresores como parte de su personal.

Por esos hechos se inició una carpeta de investigación por parte de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), por la agresión y las lesiones.

En tanto, fuentes allegadas al caso precisan que hay más de una investigación en curso por la agresión a clientes en diferentes ocasiones, por parte del personal de seguridad. Fue días después de la riña que la fiscalía realizó un cateo y determinó asegurar el sitio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.