Acusan despido de 80 sindicalizados

·2  min de lectura

JUCHITÁN, Oax., enero 3 (EL UNIVERSAL).- "Juchitán no será rehén de ningún grupo político y tampoco cederá ante los chantajes de quienes pretenden convertir el presupuesto destinado a la obra pública en un botín para satisfacer los intereses facciosos y familiares", aseguró el presidente municipal juchiteco, Emilio Montero Pérez.

En conferencia de prensa, a la que asistió la mayoría de regidores y representantes de las diversas organizaciones políticas que lo llevaron al triunfo, Montero Pérez salió al paso sobre el posicionamiento que ayer domingo fijó el grupo político que encabeza el ex alcalde, Alberto Reyna Figueroa, a través de la diputada local, Reyna Victoria Jiménez Cervantes.

Mediante un video difundido en redes sociales, la diputada local de Morena, Reyna Victoria Jiménez Cervantes, acusó al presidente Montero Pérez, de pretender despedir a 80 trabajadores del sindicato Hermanos Flores Magón, porque votaron por Morena, en la elección municipal pasada.

En su mensaje de video, la legisladora adelantó que si el gobierno municipal de Juchitán no contrata a los 80 trabajadores, iniciará una huelga de hambre en el Congreso de Oaxaca, mientras que otra parte de los trabajadores acudirá a protestar en el zócalo de la Ciudad de México, para denunciar ante el presidente Andrés Manuel López Obrador que en Juchitán se despide a los trabajadores.

Durante la conferencia de prensa, el edil de Juchitán dijo que su gobierno "no persigue a nadie por razones políticas, aclaró que serán contratadas las personas que se requieran y de acuerdo con la disponibilidad financiera del ayuntamiento" y aseguró que no permitirán la contratación de aviadores.

En la nómina que tiene el grupo político del exalcalde Alberto Reyna Figueroa, que el año pasado ascendió a casi medio millón de pesos, más de la mitad son considerados como trabajadores "fantasma" y otra parte está integrada por sus familiares, con salarios mensuales de ocho mil pesos, mientras que a los auténticos trabajadores de limpieza les asignaron salarios de menos mil pesos mensuales, dijo el edil.

Montero Pérez invitó al exedil a un diálogo público el próximo jueves, en la Comisaría de Seguridad Pública, y pidió a las autoridades estatales y federales que intervengan ante la desmedida pretensión de los grupos políticos que "en el pasado usufructuaron el presupuesto municipal (para) mantener sus privilegios mediante el chantaje".

"Juchitán no será rehén de nadie", reiteró Montero Pérez, quien dijo que el municipio juchiteco debe alistarse para que participe al lado de los programas de mejoramiento urbano y del corredor transístmico que impulsa el gobierno federal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.