Acusan a Díaz Polanco de apagar micrófonos a opositores

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- Ante los reclamos de los diputados del PAN y PRD de respetarlos como legisladores, "y no cerrar el micrófono a quienes no somos de su partido", el presidente de la Mesa Directiva, Héctor Díaz Polanco, de Morena, les aclaró que no es carismático, ni busca simpatías o ser el más querido en el Palacio de Donceles, por lo que rechazó haber interrumpido al panista, Aníbal Alexandro Cañez Morales.

Sin embargo, el coordinador del PAN, Christian Von Roehrich, le aclaró que "no vamos a permitir que siga con esa conducta, porque cuando habla algún diputado de la oposición lo presiona y exige respetar el tiempo, pero cuando lo hace uno de su partido (de Morena), nada dice y les permite todo", reclamó.

Lo mismo dijo el coordinador del PRD, Víctor Hugo Lobo Román, quien le recordó que "hoy usted ha establecido un precedente, porque nunca antes en este recinto un presidente de la Mesa Directiva le apaga el micrófono a un diputado. Pero más grave es que fue a un diputado de oposición, cuando los de su partido hablan seis, ocho hasta 10 minutos, cuando el Reglamento establece tres", señaló.

Ante ello, el diputado local de Morena, Carlos Hernández Mirón, salió en defensa de Díaz Polanco, recordándole a los legisladores de oposición que todo lo establece el Reglamento, "no estamos a capricho de algunos. Deben tener presentes que si bien tenemos derechos, también tenemos obligaciones", dijo.

A lo que el vicecoordinador del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, lamentó que "mientras sus compañeros de partido felicitan su actuación, le exijo sea imparcial y deje de permitir todo a los legisladores de su partido. Es la primera ocasión que en una sesión callan a un diputado, que le corten el sonido. Le exijo sea respetuoso con la oposición", insistió.

El descontento inició a las 14:52 horas, cuando subió a tribuna el panista Cañez Morales, para presentar un punto de acuerdo y exhortar al titular del Ejecutivo federal conducirse en materia de política exterior, con base en lo establecido en el artículo 89 de la Constitución federal, y respete los asuntos internos de los países, así como su relación con otras naciones, a fin de salvaguardar y fomentar el respeto, la paz, la solidaridad y el entendimiento.

Sin embargo, no llevaba ni tres minutos cuando la morenista Guadalupe Chávez lo interrumpió para reclamarle que "ese punto no es competencia de este Congreso.

Eso es facultad del Senado o la Cámara de Diputados. Le recuerdo al diputado que este es un Congreso local", dijo, sin que el presidente de la Mesa Directiva considerara ese tiempo y cuando iba continuar su turno el panista, de inmediato le pidió respetar el Reglamento.

Ante ello, Cañez Morales habló brevemente y sostuvo: "Es cuanto, señor presidente". Pero para ese momento los gritos de la oposición no les permitieron escuchar las palabras del legislador, quien daba por concluida su intervención.

Incluso, la diputada de Morena, Valentina Batres Guadarrama, tomó la palabra a las 15:24 horas, para exigir "darle su justa dimensión a las cosas, porque el que se sienta libre de pecado arroje la primera piedra", lo cual desconcertó a los presentes, porque nadie entendió. Hasta puso al micrófono el sonido cuando el panista dio por concluida su intervención.

"Hemos sido tolerantes de escuchar temas que no son facultad de este Congreso, como ocurrió hoy. Incluso, hasta permitimos que la Mesa de Decanos, cuando inició esta II Legislatura, hablará a nombre del Congreso, cuando fue evidente que fue lo contrario", sostuvo cuando el reloj marcaba las 15:32 horas; es decir, volvió a violar el Reglamento.

De allí que el panista Héctor Barrera Marmolejo insistió que el comportamiento del presidente de la Mesa Directiva, "ha registrado un precedente, porque es la primera vez que le quitan el sonido a un diputado. Tampoco se valen las descalificaciones, como lo ha hecho Hernández Mirón", denunció.

Luego subió a tribuna Jesús Sesma Suárez, coordinador de la Asociación Parlamentaria Verde Juntos por la Ciudad, para defender a Diaz Polanco y a Morena, por lo que fue criticado por Gaviño Ambriz, "porque viene aquí a defender a un partido al que no pertenece, dice ser del PVEM y tampoco lo representa. Es decir, ni el sabe quién es", sostuvo.

Obviamente, vino la respuesta de Sesma Suárez, quien desde su curul le recordó a Gaviño que es diputado de mayoría por ganar el Distrito 5 por el PVEM, "pero usted habla de ideología, cuando ha brincado de partido en partido y hasta algunas cosas raras cuando fue director del Metro", acusó al perredista.

De allí que Gaviño Ambriz le respondió que "si tiene evidencias de esas cosas raras que dice tener, pues denúncielas, pero ya. En cuanto si es del partido Verde, de Morena o de del que usted desee. No me interesa. Sea lo que quiera ser, pues aquí venimos a debatir y hablar de los temas que interesa a la ciudadanía. No le teman al debate, y no vengan a decir que no tenemos facultades", afirmó.

Al ya no existir más reclamos y, obviamente, intervención de más diputados, Díaz Polanco tomó la palabra, para aclarar que su papel no es ser carismático, ni las simpatías o ser el más querido en el Palacio de Donceles, por lo que rechazó haber interrumpido al panista.

"Mi proceder siempre ha sido imparcial, aunque digan lo contrario. Es claro que cuando alguien se pasa del tiempo, tengo que invitarlo apegarse al Reglamento, pero no es por molestar, ni calló a nadie", respondió a las 15:35 horas, pero luego vino otro punto similar de política exterior y volvió la discusión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.