Acusan de crimen de odio a sospechoso de tiroteo en club gay

COLORADO-TIROTEO JUICIO (AP)
COLORADO-TIROTEO JUICIO (AP)

El sospechoso de matar a tiros a cinco personas y herir a otras 17 en un club nocturno gay en Colorado Springs fue acusado formalmente el martes de crímenes de odio además de homicidio.

Los investigadores dicen que Anderson Lee Aldrich entró al Club Q, un santuario de la comunidad LGBTQ en esta ciudad mayoritariamente conservadora, poco antes de la medianoche del 19 de noviembre y abrió fuego durante la fiesta de cumpleaños de una drag queen. La matanza terminó cuando varios de los presentes derribaron a Aldrich y lo sometieron a golpes.

La acusación de crímenes de odio a Aldrich, de 22 años, estaba en duda porque no se había determinado si había cometido el crimen motivado por prejuicios.

El fiscal Michael Allen había señalado que el homicidio se castiga con la pena más dura —prisión perpetua_, pero que era importante demostrar a la gente que no se toleran los delitos motivados por prejuicios siempre que la acusación se pueda sustentar con pruebas.

Aldrich, que es no binario, fue arrestado por la policía en el club. Él no ha presentado una declaración de culpa o inocencia ni ha hablado sobre los sucesos.

Según testigos, Aldrich disparó en primer término a la gente que se encontraba frente al bar y luego disparó ráfagas a la gente en la pista de baile. El ataque se produjo en la víspera del día de recordación de las víctimas de la violencia contra las personas transgénero.

Más de un año antes del tiroteo, Aldrich fue arrestado por denuncias de efectuar una amenaza con bomba que provocó la evacuación de una decena de viviendas. Él amenazó con atacar a su familia con una bomba de fabricación casera, municiones y varias armas, dijeron las autoridades en ese momento. Fue encarcelado bajo sospecha de amenaza criminal y secuestro, pero el caso aparentemente quedó sellado y no estaba claro qué sucedió con los cargos. No existen indicios públicos de que hubiera una condena.