Acusan de corrupción a policías de Mexicali por liberar al conductor ebrio que atropelló a un voceador

Isabel Mercado
·2  min de lectura

Un conductor ebrio atropelló a un voceador en Mexicali, la madrugada del martes, y a pesar del estado crítico de la víctima, el responsable fue liberado luego de pagar una fianza.

Francisco Sandoval, sobrino del afectado, responsabilizó al director de la Policía Municipal de Mexicali, Alejandro Lora Torres y a los elementos de la corporación involucrados en el caso, acusándolos de corrupción.

A través de Facebook, Francisco informó que su tío está en la unidad de cuidados intensivos del Hospital General de Mexicali.

El voceador se llama Francisco Javier Alarcón, tiene 70 años, y presenta lesiones en el pulmón, costillas rotas, y sangrado en el cerebro.

Según el familiar de la víctima, esto sucedió sobre la avenida López Mateos y Azueta, poco después de la 01:00 de la mañana del martes 13 de abril, cuando su tío se trasladaba en bicicleta para recoger los periódicos que después vende en la garita del centro de la capital bajacaliforniana.

De acuerdo al parte policiaco, firmado por los agentes Gutiérrez y Herrera de la patrulla 615, el responsable es Flavio Molina Gregorio, de 31 años, quien conducía en “estado de ebriedad” un Chevrolet S-10, color morado, modelo 2000, sin placas.

Aunque el responsable fue detenido en los separos de la comandancia, fue liberado alrededor de las 11 de la mañana de ese mismo día luego de pagar una infracción.

“¿Cuánto dinero les pagó Flavio Molina Gregorio a estos policías para ser liberado? ¿Por qué ocultaron que mi tío sufrió lesiones?”, escribió el familiar de la víctima en Facebook.

El sobrino señaló que el conductor debería recibir “prisión de uno a dos años y de cuarenta a cien días de multa”, según el artículo 138 del Código Penal de Baja California, pues provocó lesiones que tardarán más de quince días en sanar.

Al respecto, el director de la Policía Municipal de Mexicali, Alejandro Lora, rechazó que la liberación del conductor ebrio se debiera a un acto de corrupción, sino a que “no tenemos indicios para deslindar responsabilidad”, dijo en entrevista para Newsweek Baja California.

Detalló que en el lugar de los hechos no hay cámaras y el único testigo solo logró escuchar el impacto.

Los elementos policiacos llegaron cuando los hechos ya estaban consumados.

Ante ello, sostuvo que el caso fue turnado a la Fiscalía General del Estado (FGEBC) para que deslinde la responsabilidad, de acuerdo al marco normativo.

Lora admitió que el conductor fue liberado a las pocas horas de los hechos con el pago de una fianza, sin detallar el monto.

“Iba en estado de ebriedad, pero eso no lo hace responsable”, asentó al informar que la unidad que conducía sigue asegurada y a disposición del Ministerio público.