Acusan corrupción en caso de abuso a niña

·1  min de lectura

XONACATLÁN, Méx., abril 17 (EL UNIVERSAL).- Los familiares de María Fernanda, la niña de 10 años violada por el dueño de una recaudería en Xonacatlán, denuncian presunta corrupción por parte de las autoridades judiciales encargadas de procesar a Luis, el presunto agresor.

Tras 12 horas de audiencia, que se llevó a cabo el viernes por el delito de acoso sexual, los familiares de la menor señalaron irregularidades en todo el proceso, desde su detención, el 8 de marzo de este año, hasta la audiencia.

Además, el juez de la Oficialía conciliadora municipal, quien interrogó a la menor acompañada por su mamá, hizo un careo con el presunto violador, quien iba acompañado por su hermano y un abogado.

"La obligó a [la madre de la niña a] firmar un documento, pues le advirtió que si seguía con una denuncia formal, ella y sus hermanos irían a la cárcel por haber golpeado al violador. Se rehusó a presentar al sujeto al Ministerio Público, me dijo que no tenía gasolina, ni era su obligación. Me calificó de ignorante, y que si no era abogado no tenía nada que hablar conmigo", apuntó Clemente Maya, familiar de la víctima.

Reconoció que el MP hasta el momento ha actuado correctamente, aunque temen que el juez Mario Benito Flores Martínez del Poder Judicial estatal "se haya arreglado con estos señores porque mandó a receso tres horas, aunque determinó que siga en prisión preventiva el presunto agresor".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.